Ya casi no hay catalán de ley que no tenga en su casa un buen puñado de trofeos ilegales. He aquí el desván del que podríamos llamar Mr. Limpio, por llamarlo de alguna forma anónima.

Greenpeace estudia darle el premio del año al mayor reciclador.

propaganda