sa2

 

Fue un recinto deportivo propiedad del Real Club Deportivo Español, situado en el barrio de Sarriá, en Barcelona. Un campo de fútbol mítico de la Liga española del que tienen buenos recuerdos y nostalgia los aficionados pericos.

Inaugurado el 18 de febrero de 1923, fue durante 74 años el estadio del club blanquiazul, hasta su demolición en 1997. Además, fue una de las cuatro sedes de la segunda fase del Mundial de España 1982 y diez años después, albergó cinco encuentros del torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

El «Estadio de la Carretera de Sarriá», que por aquellos entonces estaba localizado a las afueras de Barcelona, fue inaugurado en el año 1923 tras ser construido sobre un solar conocido como Can Ràbia. La obra tuvo un coste total de 170.000 pesetas y supuso un enorme esfuerzo económico para el club perico, que incluso tuvo que realizar una gira por Sudamérica para ayudar a financiar la obra. ​ En 1928, Sarriá fue el escenario donde se logró el primer gol de la historia del Campeonato Nacional de Liga, obra de Pitus Prats, en la victoria del Real Club Deportivo Español ante el Real Unión Club de Irún (3-2).

74 años después de su inauguración, los problemas económicos del club obligaron a la venta del estadio. Durante ese tiempo, el Español disfrutó de dos de los cuatro Campeonatos de España que tiene en su palmarés (1929 y 1940) y disputó la final de la UEFA, a doble partido, ante el Bayer Leverkusen en 1988. El partido Real Club Deportivo Español 3–2 Valencia Club de Fútbol del 21 de junio de 1997, correspondiente a la jornada 42 del Campeonato Nacional de Liga 1996/97, fue el último encuentro disputado en Sarriá.

Las gradas del recinto fueron demolidas el 20 de septiembre de 1997. ​ En esos terrenos se produjo una re-ordenación urbana, en la que el área correspondiente al terreno de juego del antiguo estadio perico, está ocupada por un parque conocido como «Jardins del Camp de Sarrià», donde se encuentra una placa conmemorativa del estadio. ​

sa1.jpg