terroristas-cataluna-k7IE--620x349@abc

Buena parte de la sociedad catalana está bajo el Síndrome de Estocolmo del islamismo galopante. La última en mostrar su tristeza por la muerte de varios de esos terroristas y la detención de otros ha sido la educadora social de Ripoll y quien ha escrito una polémica carta. He aquí un extracto:

“Permitidme enseñaros deciros cómo eran ellos, o al menos los niños que conocí yo. Mis pre-jóvenes del Lokal. Se me hace tan duro” … “Todos íbamos creciendo y pasando etapas. ¡No sufrimos con la adolescencia, madre mía !Entre granos, espinillas, testosterona, y sueños por cumplir. Todavía recuerdo las largas charlas en el despacho. Raquel necesito hablar contigo… y allí hacíamos nuestras tertulias y hablábamos del futuro” … “Qué estamos haciendo para que pasen estas cosas! Erais tan jóvenes, tan llenos de vida teníais todo una vida por delante … y mil sueños por cumplir” …Ya no podré volver a decir qué guapos estáis, o ¿ya tienes novia? O, madre mía cómo has crecido. No podré ver a sus hijos, como lo hago con los demás. No os podré abrazar … Me duele tanto. No me lo puedo terminar de creer.”

Pues que se lo explique en otra carta a las familias de las víctimas. Ya basta de Síndrome de Estocolmo y autoculpabiliozarse. Ha fallado un sistema de integración diseñado por ideólogos del progresismo. Su propia ideología les ha cegado tanto que ahora no son capaces de responsabilizar a los responsables. Y como siempre, la única culpable será la sociedad (capitalista), esto es, nosotros.