barcelona-okupas-660x300.jpg

 

Dicen que son “antisistema” y “anticapitalistas”. Están en contra de la familia, del “heteropatriarcado”, de las compresas, del desodorante y de la fabada asturiana; están porque la “tribu” eduque (¿) a los niños y creen que el sexo de las personas es una construcción social sin nada que ver con la biología. Pero no nos engañemos, a pesar de sus rastas malolientes, no son otra cosa que la guardia de la porra del Sistema.

No nos referimos al “prucés”, no nos referimos a su apoyo político a la burguesía catalana corrupta, a su apoyo a los herederos del Sr. Jordi Pujol, el mayor estafador y ladrón de la historia de Cataluña. Nos referimos a su “gloriosa” actuación del pasado viernes, donde en colaboración con la Policía Autonómica (no culpamos a los agentes, sino que quien los manda) impidieron, por la fuerza, una manifestación ciudadana contra el terrorismo islámico y la islamización de Europa.

Mientras la policía impedía el paso (a porrazos) de una parte de los manifestantes, que intentaban bajar por las Ramblas, unos cuatrocientos energúmenos “cupaires” rodeaban, insultaban y agredían a 20 manifestantes que quedaron aislados frente a la Boquería. Los tipejos en cuestión parecían haber salido de todas las cloacas de Barcelona. La policía apareció tarde, y cuando llego se dedicó a observar, SIN HACER ABSOLUTAMENTE NADA PARA PROTEGER A LOS CIUDADANOS QUE ERAN AGREDIDOS. Solamente al final se decidió a sacarlos de allí, pero en lugar de hacer un cordón de protección los hizo entrar en una de sus furgonas, como si fueran detenidos.

En absoluto pretendo culpabilizar a los agentes. La policía obedece órdenes, y ya sabemos quién da las ordenes. Al día siguiente, uno de los “intelectuales” orgánicos de la CUP, un tipejo que no ha acabado el bachillerato, se vanagloriaba de esta “azaña” en las redes sociales.

Esto es la CUP y sus cachorros. No os dejéis engañar: no son “antisistema”. Son la guardia de la porra del pensamiento único, siempre dispuestos a acallar, por la fuerza, cualquier atisbo de disidencia.

José Alsina Calvés