Confraternizar, claro.

Aquí una foto que demuestra el abismo entre los políticos y la sociedad.

confrater5.jpg