boya2.jpg

Boya y otra cupaire de cuyo patrimonio hablaremos otro día.

Estos días ha saltado a la fama la hija de burgueses, Mireia Boya. Es hija de una diputada convergente (ya fallecida), venida a cupaire posturil, antisistema, antiturismo, pero eso sí, con un buen patrimonio a sus espaldas.

Mireia Boya, no sólo tiene una borda rural, también sus padres tenían un hotel, su hermano un restaurante, y cuando al morir ella lo heredó. También posee -como ya informamos- un hotel casa-cuadra (que sólo declara como cuadra.

No crean que la cupaire todo esto se lo ganó a pulso con el sudor de su frente proletaria. La propiedad  era de dos tías, primas hermanas de su madre, que murieron solteras. De ellas también heredó algún piso y terrenos. Por algo esta cupaire redentora de pobres y cautivos pertenece a una de las familias más ricas de la población de Les (Valle de Arán).