rajoy toreroVistos los precedentes de las actuaciones implementadas en Cataluña a lo largo de estos últimos 40 años bien traídos serán en este artículo unos cuantos términos de nuestra otrora gloriosa tauromaquia, ahora prohibida en Cataluña, con la aquiescencia del Estado, y protegida culturalmente en Francia. Como diría mi padre, manoletista irredento, “manda carallo”.

El Estado empieza a HUMILLAR cuando aparecen las primeras sentencias en favor de la elección lingüística en que los padres desean educar a sus hijos. Pasó por alto el incumplimiento de las sentencias.

Efectuó formidables VERONICAS ante la tropelía de sancionar por rotular en Castellano. MANSEA EN TABLAS ante la distorsión y mentiras permanentes que se produce a la hora de enseñar la Historia de España en Cataluña.

Afamadas son las MANOLETINAS ante las constantes provocaciones y bravuconadas procedentes de la Generalidad. ¿Y, por último, que decir de la PASTUEÑA actitud ante el inane pero provocador butifarrendum del 9-N?

Si no queremos que a España se le aplique la SUERTE SUPREMA, el MANSAZO de la Moncloa tiene que actuar ya, sin necesidad de demora, ni firmar documentos, ni embargos, ni leyes, ni tribunales. El abanico de posibilidades es amplio, pero hay que utilizarlos, si no, el destino de nuestra Nación es inequívoco: EL DESCABELLO.