Como cada miércoles, un grupo de ciudadanos se manifestará ante la Delegación de Gobierno de Barcelona, ante la inacción del Gobierno central frente al reto secesionista.

mani.jpeg