Gloriosa batalla de Oriamendi. El ejército carlista derrota a los soldados británicos, 1837


batalla_oriamendi
Batallla de Oriamendi, por Ferrer Dalmau

El 15 de marzo de 1837 el ejército carlista al mando del infante Don Sebastián de Borbón, sobrino de Don Carlos, atacó por sorpresa al ejército liberal, del que formaban parte unos 5000 soldados británicos de la llamada Legión Auxiliar Británica junto al reducto de Oriamendi en las inmediaciones de San Sebastián.

La batalla terminó en un completo desastre para las tropas de la Legión Auxiliar inglesa. Murieron, según sus propias fuentes, entre 600 y 1200 soldados británicos entre la citada batalla y la campaña de Guipúzcoa de aquel año.

pirala.jpg
Relato de la batalla, según Pirala

La Legión Británica era un cuerpo formado por 10000 soldados voluntarios británicos al mando del general Lacy Evans enviado por su gobierno para ayudar al ejército liberal durante la I Guerra Carlista.(1833-1840). Durante la batalla los carlistas, según los cronistas, dejaron escapar a los soldados españoles del ejército liberal y se centraron en exterminar a los ingleses. Destacaron por su bravura en las filas carlista el 4 Batallón de Álava, el 6 de Guipúzcoa y el 1 de Castilla. La intervención británica en España durante la I Guerra Carlista terminó en desastre y la unidad fue repatriada en los meses siguientes. De esta batalla toma su nombre el “Oriamendi”, el tradicional himno carlista

El Parlamento británico dedicó una amarga sesión a lamentar lo que consideró una “humillación para el Imperio británico”. Así se narra esta batalla en una de las páginas que dedica a ella el historiador (liberal) coetáneo Pirala en el tomo 6 de su célebre obra “Historia de la Guerra Civil” 

Rafael María Molina. Historiador.

 

Un comentario

  1. Fue una gran victoria contra el imperialismo liberal Britanico. Los guipuzcoanos, aun recordaban, que las tropas inglesas, habían quemado, saqueado y violado en la ciudad de San Sebastián en 1813, y encima decían ser aliados contra Napoleón. Cuando el alcalde de la ciudad, le reclamó al masón Wellington, este indiferente, dijo ” que necesitaban investigar, por si no habían sido los franceses ” pero lo cierto, es que nunca investigaron ni pagaron ninguna indemización. Lo cierto, es que el masón Wellingtom, traía ordenes de su gobierno, de destruir, en España, lo más posible, para que la industria textil y harinera española, no le hiciera la competencia a los ingleses. Fueron tan piratas como siempre, pero en 1837, los carlistas les dieron una paliza, al lado de ese monte de Hernani, que luego llevaría el titulo del himno carlista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s