58.jpg

 

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, fue abucheado de nuevo, esta vez durante el acto de homenaje y recuerdo a las víctimas del atentado de Hipercor con motivo del 30 aniversario del mismo.

Un grupo muy numeroso de personas deslucieron el discurso del president con abucheos, pitidos y gritos de “golpista” y “Viva España”, hasta el punto de que se ha visto obligado a intervenir el presidente de la Associació Catalana de Víctimes d’Organitzacions Terroristes (ACVOT), José Vargas, y pedir sensatamente  que cesaran las protestas.¡, pues ese no era el lugar ni el moneto. Gesto por parte de José Vargas, que aplaudimos. Ya tocará abuchearle en otros lugares, y respetar a las víctimas.

Además, Puigdemont tuvo la desfachatez de volver a hablar de la cuestión catalana en un día que no tocaba y la insolencia de comparar la lucha contra ETA con la que Cataluña tiene contra el Estado español.