Multitudinaria participación esta tarde en el homenaje a los asesinados por ETA en Hipercor hace 30 años. Tras la contraprogramación de la alcaldesa, organizando otro acto el sábado anterior, las críticas arreciaron contra Inmaculada Colau. Por eso hoy ha tenido que volver y hacer un ejercicio de artificial humildad. Han asistido también el Ministro de Interior, el Lehendakari y el Molt Honorable Puigdemont. Diferentes cuerpos de seguridad y bomberos han enviado a sus representantes.

Tras muchas vicisitudes, la Asociación Catalana de Víctimas de las Organizaciones Terroristas, ha conseguido frenar todos los intentos de manipulación. Algunas instituciones y partidos, se han propuesto que las víctimas sean olvidadas y con ellas todo el trasfondo que llevó a sus asesinatos.