nota-manuscrita-marta-ferrusola-1494246696426.jpg

Marta Ferrusola utilizó el código en clave de “madre superiora” para dirigirse al gestor de sus cuentas bancarias en Andorra. Así intentó burlar al fisco español.

En el sumario del caso Pujol figura un documento manuscrito por el que Marta Ferrusola, que se identifica como la “madre superiora“, se dirige al gestor de su cuenta andorrana, al que llama “reberendo cura”, para que traspase “dos misales de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia”. Un extracto bancario, también incorporado al sumario, revela el secreto: los “dos misales” se refieren a dos millones de pesetas (12.000 euros) y el “capellán de la parroquia” es su hijo mayor, Jordi Pujol júnior.

Esto ya empieza a tomar visos de opereta.