El Ayuntamiento de Ada Colau no escucha las quejas de los ciudadanos del populoso barrio de Nou Barris, que desde el día 28 de Marzo protagonizan esta cacerolada cada noche a las 21:00, solamente parando unos días de Semana Santa. Este vídeo fue grabado en una de estas concentraciones en la que los vecinos han mostrado su hartazgo con la gestión de la alcaldesa. La CUP y sus marcas blancas han tachado de racistas a los vecinos.