boda-notario--620x349.jpg

La secularización de la sociedad española en los últimos años es alarmante y más en aquellas comunidades como Vascongadas o Cataluña donde se fomenta la secesión. Muchos jóvenes, sobre todo en ámbitos rurales, se radicalizan y enarbolan la bandera del separatismo y las Iglesias se vacían así como los seminarios. En las grandes ciudades el indiferentismo religioso es igualmente cada vez más notable.

En esta ocasión vamos analizar la dramática caída de matrimonios por la Iglesia en España. Lo que antaño era lo normal, hoy se convierte en algo cada vez más minoritario, en una rara avis. Los datos son demoledores.

Según el Instituto Nacional de Estadística en el año 2001 el 73% de los matrimonios celebrados en España se celebraban por la Iglesia. Actualmente la cifra de la media española ha caído por debajo de 30 %.

En algunas comunidades autónomas la caída es todavía mucho más alarmante. Cataluña se lleva la palma con el 4 %. El separatismo y la inmigración masiva, especialmente de musulmanes, ha herido de muerte la catolicidad de Cataluña, en franco retroceso. La verdadera Fe se conserva en escasos reductos.