rovira_457

Antoni Rovira i Virgili

En España se lamentaba el nacionalista Rovira i Virgili, es que el pueblo catalán, a pesar de las disposiciones de los borbones como las de Carlos III sobre el catalán, nunca se sintió ofendido. En su Historia de los movimientos nacionalistas, reconoce que:

“Después de Felipe V, los Borbones que vinieron a Barcelona fueron recibidos triunfalmente por un pueblo olvidado de su historia y de su honor. El elemento popular y las llamadas clases altas rivalizaban en servilismo dinástico. La lengua catalana había dejado de ser oficial, y ello no causó gran pena a un pueblo que ya se había castellanizado lingüísticamente, en parte, desde el siglo XVI”.

El tono de queja de este texto corresponde al republicano que llevaba dentro Rovira i Virgili, pues ciertamente Barcelona, por muy republicana que se mostrara a lo largo del XIX, también siempre acogió con entusiasmo desde Fernando VII a Alfonso XII, pasando por la Regente María Cristina.

rovira.JPG