gc.jpg

Unos 70 agentes serán destinados en comisión de servicio a las unidades de la Policía Judicial y de Información. La Guardia Civil se refuerza en Cataluña y lo hace en pleno proceso independentista. El 8 de marzo, se convocó una comisión de servicio para las unidades de Policía Judicial e Información del instituto armado en lo que se conoce como la séptima zona.

En total, unos 70 guardias se incorporarán a la plantilla en Cataluña, según fuentes del cuerpo consultadas por EL PAÍS. “El objetivo es potenciar las competencias en investigación de la Guardia Civil en Cataluña”, aseguran esas mismas fuentes, que lo desvinculan de la batalla soberanista del Gobierno catalán. Es la primera vez que se hace una comisión de este estilo para toda una comunidad autónoma, según fuentes policiales.

La convocatoria ha tenido éxito. Hasta ahora, unos 700 guardias se han presentado como candidatos. El proceso está ya en su fase final, y está previsto que el 1 de abril se puedan incorporar a sus puestos de trabajo. En general, una comisión de servicio dura como máximo un año y tiene el objetivo de “reforzar a unidades, centros u organismos” para “el desarrollo de determinados cometidos específicos o cuando el mayor volumen de servicio de los mismos no pueda ser atendido de manera eficaz por su plantilla orgánica”, según recoge el reglamento del cuerpo. Es habitual, por ejemplo, que se hagan en la operación en el estrecho durante el verano.

En los últimos tiempos en Cataluña la Guardia Civil, que tiene más de 3.400 efectivos, ha llevado las mayores investigaciones sobre corrupción. Desde 2015, investigan el caso del 3%, la trama de presunta financiación irregular de la antigua Convergència Democràtica de Catalunya.