datos.jpgLa corrupción convergente hace tiempo que pasea impunemente por las calles y las plazas, pero no se había presentado oficialmente en sociedad. Tan solemne presentación y confirmación de sus delitos se ha encargado de hacerla el juez de forma oficial. La nocturnidad de Convergencia va saliendo a la luz. Pasen y vean. No es oro todo lo que reluce en Catadisney.

Según informa el diario El Mundo el magistrado ha dictaminado que el 3% de las mordidas era “parte esencial de la financiación de CDC”. Los agentes de la Guardia Civil descubrieron en la agenda del ex tesorero de CDC, Andreu Viloca, detalles de las reuniones con empresarios del 3%, las fechas de los anuncios de licitación de obras públicas, las de adjudicación de obras y las donaciones a las fundaciones del partido, y encontraron hasta seis casos de relación clara.

El magistrado levantó ayer el secreto del sumario del procedimiento hasta octubre de 2015, permitiendo de ese modo el acceso público, por ejemplo, a la documentación que se le incautó a Viloca en su despacho, incluida aquella que el ex tesorero quiso destruir con una trituradora.

El primero de los seis casos a los que los investigadores hacen referencia es el de Romero Gamero, cuya tarjeta de visita fue encontrada en la destructora de papel. Está también el caso Urbaser, un contrato para la limpieza viaria de Olot. El día siguiente del anuncio de licitación se produjo una reunión entre Andreu Viloca y Jordi Durán, representante de la empresa. Adjudicada la prestación, se produjo una nueva reunión el 9 de septiembre de 2011, un día antes de que la fundación de la empresa ingresase 60.000 euros en la cuenta de la Fundación CatDem.

En el despacho de Andreu Viloca se encontraron, además, documentos de suma importancia. Consta la tarjeta de visita de un trabajador de la empresa Pisan en la que éste pide quedar para conseguir adjudicaciones; cartas de empresas que le piden que desbloquee asuntos y le solicitan «favores».

dele2