quienresponde

El anarquista Josep Recasens fue conocido como el “Sec de la matinada”. Se ganó a pulso el terror que profesaba tras haber quemado vivo el médico de la prisión de tarragona, Josep M. Vives.

Luis Climent, en el clásico Rojos en Tarragona y su provincia, nos describe este episodio así: “Uno de los principales asesinos tarraconenses denominación Recasens, elemento indeseable bajo todos los Conceptos -fallecido Cuando los sucesos de Mayo- guardaba resentimientos personales con el facultativo”.

El hecho es que en una de sus estancias en la cárcel, antes de la revolución, había provocado un incendio para fugarse, resultando tener quemaduras. Pidió al médico que le recomendara salir de la cárcel debido a su estado. Pero éste se negó.

Recasens juró vengarse del señor Vives. Al estallar la revuelta, no tardó un día en ir a su casa acompañado de dos compañeros. Le hicieron montar en su auto hasta llegar a la carretera donde le hicieron bajar y le rociaron de gasolina, prendiéndole fuego. Mientras que agonizaba dando gritos espeluznantes, lo tirotearon.