Musulmanes demandarán a España ante el Tribunal de Estrasburgo por la Semana Santa


Anjem Choudary
Anjem Choudary

Un imán británico de origen iraní, Anjem Choudary, una de las voces autorizadas y más influyentes en Europa de la comunidad musulmana, ha vuelto a poner el grito en el Cielo por lo que considera “una ofensa” y “un menosprecio” a la religión del profeta: los fastos y procesiones de Semana Santa en nuestro país.

“La Constitución española de 1978 recoge que España es un Estado aconfesional”,  explica el clérigo en una reciente entrevista en el ‘Daily Mail’, “llevar a cabo todos los actos y liturgias propios del cristianismo durante la Semana Santa española, es una ofensa para los miles de musulmanes que se ven obligados a vivir su fe prácticamente en la clandestinidad”, remata.

‘Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones’
Constitución Española, art. 16.3

Choudary se refiere durante buena parte de la charla a nuestro país, y explica que, incluso, se plantean demandar al Estado español ante el Tribunal de Estrasburgo; “Es la máxima autoridad judicial para garantizar los derechos humanos y libertades fundamentales en toda Europa. Entre ellos, la libertad e igualdad religiosa”, sentencia.

El iraní cree que los más de 1,8 millones de musulmanes que ya viven en España se ven “discriminados” por la propia política del Estado. Una razón de fe que choca frontalmente con su concepción de la realidad.

“Velamos por el bienestar de los musulmanes en toda Europa. No vamos a dejar que se menosprecien y rebajen los derechos de nuestros hermanos. El Islam, en unos años, será la principal religión de todo el continente. Ya es hora de decir bien alto ‘¡Europa, aquí estamos!'”.

Fuente:
© estadodeisrael.com

 

192 comentarios

  1. Pero el muy pícaro no dice nada de lo que les pasa a los cristiasnos en los países de mayoría musulmana. Allá los pobres cristianos tienen que estar cási en secreto si no quieren ser víctimas de los radicales. O sea que lo que tiene que hacer el quejica de turno es callarse y dejar que España, en tanto que Estado aconfesional, permita que las tradiciones más arraigadas sigan existiendo pues, que yo sepa, NO OFENDEN A NADIE. Y si el señor se siente ofendido, que se vaya a su país, en donde sí son (por la fuerza bruta) sometidos a la dictadura islámica que, dicho sea de paso, no la deseamos a nadie.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s