foto

 

Redvoltaire, ha denunciado la manipulación de la foto que ha conmocionado al mundo hace apenas unos días, y se pregunta sobre los motivos. El niño muerto y ahogado es real, pero se modificó su posición y la foto fue convenientemente preparada para impactar aún más, según este digital.

La prensa occidental ha dado la mayor difusión de esta fotografía. En ella aparece el cuerpo de Aylan Kurdi, un niño sirio de origen kurdo, supuestamente fue depositado en la playa por las olas. Pero, como puede verse en la foto, el cuerpo está en posición perpendicular a las olas, cuando debería estar paralelo a ellas. En el plano derecho de la imagen, la presencia de un fotógrafo turco de uniforme confirma la idea de un montaje de la escena. Al fondo, se distinguen varios bañistas.

Una ola de emoción cayó brutalmente esta semana sobre los países europeos gracias a esta fotografía. Y bruscamente tomaron conciencia del drama de los refugiados que tratan de cruzar el Mediterráneo. Poco importa que esa imagen sea una grosera escenificación: los cuerpos devueltos por el mar quedan en posición paralela a las olas, nunca perpendicularmente a ellas. Poco importa también que en menos de dos días casi todos los diarios de los hayan publicado instantáneamente la misma imagen en primera página.

Trabajando en el mismo sentido, las televisiones multiplicaron en estos días los reportajes sobre el éxodo de miles de sirios, a pie, a través de los países balcánicos. Particular atención prestaron al paso de esas personas a través de Hungría, país que comenzó construyendo una inútil valla de alambre de espino antes de tomar, una tras otra, toda una serie de decisiones contradictorias que dieron a las televisiones la posibilidad de filmar repetidamente la multitud de migrantes caminando a lo largo de las vías férreas y tomando los trenes por asalto.

«En reacción» ante la conmoción que habían suscitado en sus conciudadanos, los dirigentes europeos, «sorprendidos» y contritos, ahora discuten acaloradamente sobre la manera de socorrer a estos refugiados. Antonio Guterres, ex presidente de la Internacional Socialista y actual Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, intervino en el debate entre estos dirigentes preconizando «la participación obligatoria de todos los Estados miembros de la Unión Europea». Y agrega que: «Según estimados preliminares, los países europeos tienen una necesidad potencial de aumentar las oportunidades de reinstalación en 200 000 plazas.»

La Agencia Reuters ha investigado la historia de este niño ahogado y tampoco coincide con la que han dado la mayoría de periódicos occidentales.

Véase:

http://mobile.reuters.com/article/idUSKCN0RB2BE20150911

En breve daremos más información sobre la investigación de Reuters.