«Biografía no autorizada del PNV» de Fernando Vaquero


El EAJ-PNV permanece instalado en una «leyenda rosa» que prescinde de numerosos hechos inquietantes: el racismo supremacista de sus fundadores; su inicial integrismo vaticanista; la participación de los jeltzales navarros y alaveses en el Requeté; los cientos de asesinatos perpetrados en las prisiones vizcaínas del Gobierno Vasco en 1937; su traición a la República en Santoña al pactar su rendición por separado con los fascistas italiano; extraños contactos con los nazis en Francia, a la vez que tejía una red de espías al servicio de las potencias anglosajonas; sus relaciones con ETA; la política del «árbol y las nueces»; su equidistancia moral ante las víctimas del terrorismo; sus episodios de corrupción económica…

Por esta Biografía no autorizada del PNV desfilan, descarnadamente, el precursor protonacionalista Joseph Augustin Chaho, los fundadores Sabino y Luis Arana, el lendakari José Antonio Aguirre y Telesforo Monzón, Federico Krutwig e Iñaki Múgica Arregui, Xabier Arzalluz y Joseba Azkarraga. Pero también quien fuera contrapunto de todos ellos, por su lealtad al humanismo cristiano y a su conciencia, que siempre le guiaron, Joseba Arregi.

Son recuperados, por otra parte, episodios bochornosos como el de las falsificaciones arqueológicas de Iruña-Veleia y el invento, por Sabino Arana, de uno de los mitos fundadores del panvasquismo: la batalla –inexistente- de Padura.

Entre ikurriñas y esvásticas, no podía dejar de tratarse otros temas candentes sobre los que existe una enorme confusión: las relaciones del PNV con las tesis foralistas y su antagonismo inconciliable con el tradicionalismo que, como fruto específico de pensadores vascos, ideó el concepto de Hispanidad.

Esta Biografía no autorizada del PNV es, sin duda, el libro que los panvasquistas del PNV, y demás colegas, no querrán que usted conozca.

Con un prólogo a cargo de Carlos María de Urquijo, quien fuera Senador por Vizcaya, Delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma Vasca, y hoy Director de Proyectos de Fundación Villacisneros, su índice es el que sigue:

Introducción

1.- Aitor, el milenario y legendario patriarca de todos los vascos, cumple… ¡145 años!

2.- Nacionalismo vasco y tradicionalismo: dos cosmovisiones antagónicas

3.- El foralismo: ¿coartada historicista del panvasquismo?

4.- Joseph Augustin Chaho: el precursor incomprendido

5.- Sabino Arana: padre de todos los nacionalistas vascos

6.- Un ejercicio de memoria histórica: breve antología de Sabino Arana

7.- El mito fundador de la batalla de Padura o Arrigorriaga

8.- El extraño episodio de la «Liga de Vascos Españolistas»

9.- Origen, evolución y significado de la ikurriña

10.- Esvásticas en Euskal Herria

11.- La Hispanidad y los vascos

12.- El PNV de Navarra y Álava en la Guerra Civil española

13.- El asesinato de cientos de presos derechistas en Bilbao el 4 de enero de 1937

14.- El PNV se rinde a los fascistas italianos en Santoña

15.- El entorno de ETA desvela presuntos contactos del PNV con los nazis

16.- El PNV y el amigo americano

17.- El nacimiento de ETA y el PNV

18.- La poliédrica personalidad de Federico Krutwig

19.- Los jóvenes del PNV y la tentación terrorista

20.- «El árbol y las nueces» ante el «Espíritu de Ermua»

21.- Entre la imposible equidistancia y la mala fe. Los nacionalistas vascos ante las víctimas del terrorismo

22.- Del «derecho a la autodeterminación» al «derecho a decidir»

23.- El PNV y la corrupción

24.- Falsificaciones baskas S.A. (caso Iruña-Veleia)

25.- Joseba Arregi: salir de la Disneylandia jeltzale

Bibliografía

Para adquirirlo AQUÍ



Categorías:BIBLIOTECA Y CITAS, MITES NACIONALISTES / MITOLÓGICAS

2 respuestas

  1. Se sabe que la revelación la tuvo su hermano Luis, interno en el colegio de los jesuitas de Camposancos, de un padre jesuita vasco, que le dice que el «problema» es que «no es español».

    Esta familia de carlistas, derrotada tras tres guerras civiles, acaba pensando que el problema es que Vizcaya no es España. Es decir, tiran la toalla ante una situación que creen irreversible.

    Lo que ha sucedido es que la masonería intenta destruir la influencia de la Iglesia Católica, a la que acusa de atrasar España, robandole sus tierras (las mal llamadas «desamortizaciones»). Esto da lugar a tres guerras civiles, porque los españoles no aceptan el nuevo regimen que no sólo está destruyendo la Iglesia y le roba sus tierras, sino que roba a los municipios las tierras comunales y que obliga a los vecinos a pagar la educación y la beneficencia, que antes eran gratis.

    Naturalmente se unen más cosas, aunque sean contradictorias:

    Pérdida del carácter noble y, por tanto, del carácter noble de la población vasca (y con ello de sus privilegios estamentales), la inmigración masiva a las siderurgias vizcainas, que crea un proletariado con los problemas que esto trae (son los «maketos», los inmigrantes que solo traen sus pocas pertenencias en un hatillo (de ahí lo de «maketo») y que traen «navajas», el nacionalismo europeo basado en la raza (y la raza vasca viene de Noe, nada menos), los estudios lingüísticos europeos sobre el vascuence, como los del Príncipe Luis Napoleón, el mito del buen salvaje de Rousseau que a su vez viene del Renacimiento y que se transmite en el tiempo con «Cartas persas», «Cartas marruecas», la fascinación con la civilización china…la propaganda antiespañola de la masonería (porque es «católica») haciendocreer quelos esoañoles son una raza maldita que no puede prosperar, los intereses de los empresarios y armadores, que quieren la protección del pacto fiscal y la misma amenaza de quitar el sistema fiscal…Incluso la amenaza que los cambios sociales traen a familias como los Arana, que controlan con puño de hierro a la población local etc.

    El error vino porque en vez de seguir el modelo inglés, se copió el francés; y sólo a medias.

    En vez de favorecer la industria, que es lo que trae el progreso y con ello el cambio de mentalidad, se intenta imponer a la población una ideología o filosofía, atacando además a la religión de todos.

    Es decir, es la fantasía de los ilustrados con (el mito de) la Ilustración; sólo que en vez de sugerir al monarca una reforma para la felicidad de su Pueblo, dan un golpe de Estado y quitan al monarca o le atan las manos para imponer al Pueblo su ideología y que sea «feliz» a la fuerza. De esta estupidez sin ninguna prueba salen todos los golpes de Estado y guerras civiles que hemos sufrido en un siglo hasta que Franco gana la guerra e industrializa el pais.

    España se ha desgarrado por humo creado y fomentado por la masonería; y esto ha sido exactamente lo mismo que antes ha hecho con los virreinatos: convertirlos en repúblicas gobernadas en secreto por las oligarquías terratenientes a través de la masonería.

    No es que en Inglaterra el «progreso», esto es los cambios que trae la industrialización, sean del gusto de todos. Ni mucho menos. Pero son los beneficios y las oportunidades que trae la industrialización lo que crean las clases medias y da oportunidades a muchos y que compensa los inconvenientes. Como más tarde pasa en Estados Unidos a otra escala.

    En España, como no hay progreso real, pero sí conflicto ideológico creado por un grupo de personas que en nombre de la libertad, la igualdad y la fraternidad se apoderan del Estado y se dedican a perseguir la religión de todos y a robarla, al final nadie se beneficia, excepto los patriotas ladrones.

    Como no aprendimos la lección durante el siglo XIX ni con 1931, hemos repetido exactamente los mismos mitos masonicos sin ningún respaldo real con Felipe González que, encima, cierra las industrias de Franco volviendonos otra vez a 1931.

    Y es que los dogmas masonicos son muy difíciles de erradicar, porque les hace creer a sus adeptos que son superiores a los demás (son «ilustrados») y por tanto que se les está permitido todo; a parte de sacar tajada, claro.

    Lo siento, pero la «modernidad», el «progreso» y la «Ciencia» no los trae ni la Constitución, ni los decretos publicados en el BOE ni el genocidio de sacerdotes y monjas…

    Eso son subproductos de la industrialización; sin excepción.

    La dogmática masonica está totalmente equivocada. Y sus obtusos adeptos, por tanto, también.

    Me gusta

  2. Un libro que tiene todos los visos de ser apasionante. Muchas gracias.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: