Viejos Tercios, la librería de referencia de la Historia Militar Española


Rafael Rodrigo Fernández. Profesor y Doctor en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid. Escritor y colaborador habitual del programa «Tiempos Modernos» y otros programas especializados del canal de televisión Intereconomía. Es también ponente especializado en conferencias sobre Historia moderna y contemporánea. Junto con Lucas Molina Franco, Augusto Ferrer-Dalmau, José Alberto Rodrigo Fernández y Juan Benavente Rodriguez forma parte del actual equipo de Tercios Viejos que lo componen un equipo de profesionales, todos ellos unidos por su pasión por la Historia Militar.

En esta entrevista nos habla de la librería Viejos Tercios y de todo lo relacionado con este centro neurálgico de difusión de la Historia de España.

¿Cómo surge la idea de la librería Tercios Viejos y quiénes son el equipo de socios que están detrás del proyecto?


Tercios viejos está formada por cuatro buenos amigos amantes de la historia militar de España, entre otras. La idea inicial nació en una sobremesa de una reunión familiar, ya que dos de los socios somos los hermanos José Alberto y Rafael Rodrigo. Le planteamos la opción de abrir un espacio de estas características a nuestro editor, Lucas Molina, director y propietario de la editorial Galland Books de Valladolid. Fue él quien, en un viaje a Mali, le planteó la idea a Augusto Ferrer-Dalmau. A su regreso acordamos que Tercios Viejos era una idea que merecía la pena desarrollar.


Librería Tercios Viejos “El Rincón de la Historia”, nace no solo como una librería especializada en Historia Militar, sino como un lugar exclusivo de reunión para todos aquellos aficionados a ese fascinante mundo de la aventura histórica, ¿hacía falta un espacio así?


Esa fue la sensación que nos llevó a lanzarnos a esta aventura. Lo cierto es que cada vez más en España se nota un deseo de volver a descubrir nuestra propia historia, la cual parece que nos ha sido contada de una forma poco real en los últimos años.


¿Qué tipo de libros pueden encontrar?


En Tercios Viejos puedes encontrar muchos libros de historia, todos los libros sobre historia militar y no nos falta ni uno solo sobre los Tercios y la casa de Austria. Si no lo tenemos en ese momento nos comprometemos a buscarlo donde ser necesario.


No sólo libros sino también figuras de modelismo históricas, juegos de mesa, merchandaising relacionado con guerreros y batallas (camisetas, material de escritorio, agendas, almanaques…), una tienda muy completa.


Efectivamente, si bien es cierto que lo principal son los libros también nuestros visitantes pueden encontrarse con muchas cosas relacionadas con el mundo de la historia. Tanto en el propio espacio tercios Viejos como en nuestra página web, que cada vez va creciendo, peleando duramente con las grandes empresas.


Uno de los grandes alicientes es sin duda la obra de Ferrer Dalmau…


Sin lugar a duda. Fue Augusto el que se encargó inicialmente de la decoración de Tercios Viejos, podemos encontrar sus cuadros reproducidos a gran tamaño, pero también parte de su colección personal de morriones o espadas. Tener como socio a uno de los mejores pintores a nivel mundial de historia militar no es para menos.


¿Es reconfortante que amplios sectores del gran público, sobre todo los jóvenes, estén redescubriendo el glorioso pasado militar e imperial de España?


Reconfortante y necesario. No es posible que la historia de España se base en derrotas: la Armada, Rocroi y Trafalgar. O de la traumática experiencia de la Guerra Civil. Existe toda una historia que ha sido ocultada, por intereses poco claros que es necesaria volver a descubrir. Trajano, Teodosio, el desarrollo cultural de los siglos XVI y XVII, la primera circunnavegación de Elcano, la primera vacunación de Balmis a principios del XIX, son algunos de los hitos no solamente de la historia española, sino también del mundo de que deberíamos tener más conocimiento y sentirnos orgullosos.


¿Creen que gracias a ello, muchas personas, sobre todo muchos jóvenes están descubriendo el patriotismo, como el que se vive en Estados Unidos, o Francia, sin miedo a los complejos políticos?


Es nuestra intención, las historias de los países tienen momentos de gran esplendor y otros más sombríos, pero es bueno conocer ambos. No puede ser que la historia de España sean solamente crisis, malos gobiernos y leyenda negra, No se puede entender el mundo actual sin el Imperio español y su legado y eso conforma parte de ese sentimiento positivo que han de sentir los españoles.


Resulta encomiable que el público y los jóvenes hayan descubierto en los últimos años a los Tercios o a figuras como Blas de Lezo, la División Azul, los últimos de Filipinas o que se indignen con los ataques a las estatuas de las figuras de la herencia hispánica en Estados Unidos. ¿Por qué durante tanto tiempo la gloriosa historia de España ha estado como oculta o era políticamente incorrecta?


Existen múltiples factores. Por ejemplo en América la emancipación de las élites criollas tenía que justificarse con el mal gobierno, los abusos y las atrocidades cometidas por los españoles. En el siglo XIX español los políticos tuvieron que justificar el nuevo régimen liberal como la llegada de un tiempo nuevo y más avanzado que los que representaba el antiguo régimen e incluso la anterior casa reinante, los Austrias. Y a finales de siglo XX parece que cualquier expresión de historia de España era tachada de “fascista” y propia del franquismo.


Nuestra historia rebosa de gloria militar, últimamente se está redescubriendo a figuras como Bernardo de Gálvez, o incluso María Pita. ¿No sería también buena idea que Madrid tuviese monumentos a Hernán Cortés o Pizarro? ¿O que el 2 de enero y el 2 de mayo fuesen fiestas nacionales?

Resulta llamativo que en la capital tengamos estatuas y monumentos a Rizal o Martí pero no a grandes conquistadores y descubridores españoles.

¿Para cuando un monumento a los tercios?

Queda mucho camino por recorrer pero la lectura de un buen libro de historia siempre puede ayudar.

¿Creen que en la sociedad se están volviendo a poner de moda los valores caballerescos o heroicos o conceptos como el patriotismo, mientras durante mucho tiempo parece que solo se ofrecía a los jóvenes como modelos, los antihéroes grotescos muchas veces, tipo Torrente o similares?


Cuando no genocidas o sedientes de oro. Una Sevilla en el XVI negra y apestada. Parece que los únicos lugares en el mundo civilizados fueron París o Londres. Por poner un ejemplo, ninguno de esos países ni ninguno otro europeo construyó jamás una universidad en sus posesiones ultramarinas, España por el contrario levantó más de una veintena, hasta en Filipinas (1611) siendo la más antigua de toda Asia. Parece que el ideal puede ser un samurai, pero no un soldado español. Nos queda mucho por leer, redescubrir y de lo que nos podemos sentir muy orgullosos. En ello estamos.

Por Javier Navascués



Categorías:Memoria histórica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: