EL DOS DE MAYO, UNA FIESTA… ¡CATALANA!


images

Enric Jardí, en su obra Els catalans de les corts de Cadis, nos relata un hecho que hoy sorprendería a catalanes y madrileños. El entusiasmo hispánico de Antoni Capmany de Montpalau (que había defendido la unidad de Cataluña, contra la división provincial) le llevó a proponer a las Cortes de Cádiz que el Dos de mayo se celebrara una «Conmemoración de los primeros mártires de la libertad española en Madrid». Hombres como Capmany nos pueden ayudar a entender el sentir de los catalanes y el difuso sentido de nación que corrían por aquellos tiempos.

En 1782, Capmany había realizado un discurso en la Academia de las Buenas Letras de Barcelona, en el que defendió ardientemente la «nación catalana» con las siguientes palabras: «La nación catalana en todas las edades illustre, bajo todas las domina- ciones gloriosa, en todos los climas vencedora, y en todas las revoluciones antiguas de la Europa, famosa; incontrastable por mar, formidable por tierra; sabia quando sus estudios eran los de la razón, y no los de una escuela; poderosa quando sus riquezas estaban aseguradas en la economía y austeridad, y no en la opulencia passagera de un luxo fallaz; una nación, en fin, llena de gloria quando decía y obraba cosas grandes, nunca puede sino ganar mucho en la publicación de su propia historia. La memoria de nuestra antigua grandeza, de nuestras instituciones políticas y litterarias y de nuestra prosperidad pública, debe sernos muy dulce y alagüeña para pasarla a la posteridad y para alentar con este egemplo a los espíritus patrióticos que las sabias máximas del actual Reynado han hecho renacer entre nosotros. Nuestra historia es un inmenso campo. Desde la primera expedición de los Fenicios a nuestras costas hasta la úl- tima guerra de succesión por el trono de Felipe V; y desde las bárbaras emigraciones que de la nebulosa Seitya y orillas del Báltico vinieron sobre olas de sangre humana a inundar esta provincia; hasta estos últimos años en que nuestros bageles han enarbolado el pavellón Español en el estrecho del Sund, de sucesos que corre casi toda la Europa; pues que to- dos los puntos de ella han sido teatro de nuestras acciones».

9788474909333

En este texto se comprueba que, indistintamente y sin exclusión, se usa el término «nación» o «Provincia» al referirse a Cataluña. Y en ningún momento se manifiesta una oposición a ser considerada una parte de España. En otros discursos, Antoni Capmany utilizaría sin ningún complejo la expresión «nación española». La explicación es relativamente sencilla. Como aún no había aparecido el nacionalismo, el término «nación» era difuso y se utilizaba sin necesidad de aplicar ningún rigor especulativo o político. Para salir de dudas sobre el sentir de catalanes como Capmany, basta leer su Centinela contra franceses. Se trata de una apología contra las fuerzas napoleónicas. A lo largo de la obra se puede leer una de las mejores apo- logías españolistas de la época, escritas y sentidas por un catalán de «socarrel» (de raigambre).

De Historias ocultadas del Nacionalismo catalán

Unknown2



Categorías:MITES NACIONALISTES / MITOLÓGICAS

1 respuesta

  1. No se pueden comparar la gente de aquellos tiempos donde hasta “la gente” de la calle o sea los artesanos, gremios trabajadores diríamos hoy… Tenían más dedos de frente q estos mamarrachos de hoy en día. La cultura popular era doscientas mil veces más sabia – aunque con muchos defectos normal si se tienen en cuenta que los españoles somos los más tontainas del mundo mundial ya q nunca aprendemos del pasado de buena gente somos muuu tontos casi tanto como envidioso y fanfarrónes – de todos modos con su ignorancia y defectos le daba dos mil vueltas a los de ahora… ADEMÁS AUN SE TENIAN LAS COLONIAS…
    LA RUINA DE NUESTRA Nación han sido los separatistas… Primero los españoles criollos, ladrones y explotadores de las gentes y las colonias… Y luego los españoles de aquí que volvieron después de allí. Además de gobernantes sinvergüenzas más o menos como los de ahora…
    En fin el destino de” la gente “,” la masa”, el pueblo ” no ha servido NUNCA ser exigente con los q mandan… Estuvimos en su tiempo por el :”vivan las caenas”… Y continuamos en la II República oyendo sandeces y mentiras de los socialistas, comunistas, unidos a anarquistas, etc gentuza y de toda clases y condición subido a los altares por la izquierda q nunca ha reconocido sus patéticas gestiones de aquella época por ideología sectaria como la de el Dr. NEGRIN, Largo Caballero, incluso el tan “venerado” Azaña y otros más.
    Hasta q no se sepa la verdadera historia esto será lo q es : Un asco…
    La opinión sobre la II República q se la cargaron ellos mismos (la izquierda) no sólo es mía… sino de mi abuelo materno 37 años exiliado que vivio como pudo y supo… Q fue capaz al final de sus días de comprender – continuando siendo de izquierdas y nada menos q de la CNT – FAI – aunque la FAI no le gustaba del todo (eso decía) – que los de su idea durante la II República habían sido un un desastre… Eso sí nunca le gustaron los socialistas ni los comunistas… Pero aún menos los Sociatas decia q eran unos falsos poco de fiar. El tiempo le ha dado la razón… Se cabreo cuando le dije q había los habia votado… En el 82…
    No era un hombre culto… Todo lo contrario… Pero sabía – creo – lo q estaba bien y lo q estaba mal tampoco estaba contento con algunas cosas de su pasado…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: