LA FRASE: “España no tuvo colonias, sino territorios de ultramar” (Fernando Álvarez Balbuena)


79026890_572720006853068_743419192094490624_n.jpg
Pendón del ejército realista de Perú

 

El doctor en Ciencias Políticas y presidente de la Sociedad Económica de Amigos del País, Fernando Álvarez Balbuena, en el ciclo cultural ‘España y la emancipación de la América hispana’, realidad hace unos años, disertó sobre el papel ejercido por las potencias extranjeras y las sociedades secretas en el proceso de Emancipación de las Repúblicas americanas.¡.

Estos y otros aspectos fueron precedidos por una aproximación histórica que nace «en el año 1808, cuando Napoleón invadió España y trató de imponer a su hermano José en el trono español», señaló el politólogo. Con este motivo, una minoría de criollos, hijos de españoles asentados en América, «ven la oportunidad de independizarse de España en vistas a acrecentar sus negocios y su poder económico, bajo una coartada de libertad que esconde no pocos intereses políticos».

Fernando Álvarez Balbuena

Balbuena partió de una idea que, en su opinión, «ha sido silenciada de modo continuo», y es que España «no tenía colonias en América, sino que eran territorios de ultramar cuyos habitantes tenían los mismos derechos que los peninsulares». Para respaldarlo, adujo que «la Constitución de Cádiz lo refleja inequívocamente en su encabezamiento, donde a todos los llama españoles de uno y otro lado del océano». A partir de ahí, «los indios, los mestizos y gran parte de los criollos eran fieles a Fernando VII, pero fueron los potentados quienes llevaron a cabo la independencia». En este sentido, el ponente lamentó «que se llame héroes a Simón Bolívar, José de San Martín o Bernardo O’Higgins, cuando su trayectoria es el puro ejemplo de lo que significa traicionar a unos y a otros».

Estos personajes «eran todos masones, y apoyados por logias del sur de España, de Inglaterra y de Estados Unidos, fueron obteniendo el apoyo económico que les permitió renovar el obsoleto armamento existente en ultramar». Tampoco fue ajeno «el hecho de que otro personaje como Rafael del Riego, también masón, impidiese de modo rocambolesco el envío de barcos de guerra al continente en la segunda parte del proceso emancipador, en la década de 1820».

De este modo, desde Argentina en 1809 hasta México en 1828 «se fue perdiendo esta parte del territorio aprovechando la debilidad interna de los virreinatos». Un proceso «largo, si lo comparamos con la independencia estadounidense», debido «a que la gran mayoría de súbditos quería seguir siendo española». Al desastre «no fue ajena la ineptitud del gobierno peninsular, que poco hizo por mantener unidos los territorios hermanos», concluyó el politólogo.

9 comentarios

  1. Es un abuso, una injusticia y una falsedad confundir los virreinatos españoles (Nueva España, Peru, Nápoles, Sicilia…) con las colonias mercantiles inglesas.

    Las colonias inglesas se crean como empresas comerciales para enriquecer a los socios de estas.

    Los virreinatos se crean para defender y administrar las poblaciones a que sirven y para proteger la religión católica, que es la garantía de que los ricos y poderosos no tiranicen a la mayoría y la que legitima y asegura las redes de solidaridad no sanguineas en beneficio de todos.

    Por eso, en cuanto pudieron, los ricos y poderosos, agrupados en logias secretas y con el lema de la libertad, la igualdad y la fraternidad como excusa, se hicieron con el poder y tiranizan al resto. De paso, se hacen más ricos, más poderosos y más ilustrados robando a la Iglesia sus tierras con las “desamortizaciones” masónicas.

    A partir de este momento se convierten en colonias comerciales asociadas de Gran Bretaña primero y de EEUU después.

    (esto es, venden materias primas a bajo precio a Inglaterra, luego a EEUU y ahora a China y compran productos manufacturados con valor añadido a Gran Bretaña, EEUU y China)

    Esta relación comercial asimétrica y el caballo de Troya en estas naciones (las logias secretas) son las que mantienen a estas naciones en la pobreza y la tiranía y les impiden prosperar.

    Le gusta a 1 persona

  2. El problema es que la palabra “colonia” tiene diversos significados muy diferentes.

    Una cosa es la colonia griega o la fenicia, que es un asentamiento de población de otra ciudad (ciudad “madre”) en otro territorio: Ampurias y Marsella nacen como un asentamiento de griegos de Focea (hoy en Turquía). Málaga es una fundación fenicia.

    Obedecen a una necesidad (falta de terreno para una población que aumenta) y cumplen una función (comercial)

    Con los romanos, también existen colonias, aunque ya dentro de amplios territorios que conquistan: Valencia, -la “ciudad de los valientes” – colonia fundada para asentar a los combatientes contra los lusitanos.

    Las “colonias” castellanas , que tienen desde su fundación la obligación de cristianizar a la población indígena y de protegerla de los europeos, se forman a imitación de la repoblación cristiana de Al Andalus (que no es sólo la Andalucía actual); esto es, son reinos como los castellanos, sólo que tienen las repúblicas de indios, que tienen un régimen especial protector y sus ciudades, por el.momento en que se fundan, ya no tienen representación oficial en las Cortes de Castilla (que no son permanentes y que caen en desuso) (tampoco Mallorca las tenía en las de Aragón)

    Las colonias inglesas, holandesas y francesas son establecimientos que sirven para vender en régimen de monopolio lo que fabrica la metrópoli y de donde extraer materia prima. Las obras públicas y la administración son las mínimas y necesarias para asegurar la explotación comercial y su defensa.
    El objetivo es ganar dinero.

    Las colonias norteamericanas, que salvo Filipinas, Guam, Palaos y Cuba, no se basan en un territorio conquistado, sino que están dominados, con la colaboración de las élites locales, muchas de estas masonas, por la influencia política, comercial de Estados Unidos y, especialmente, por la economía de escala que este naturalmente tiene y que hace difícil que puedan competir los demás, tanto el país colonizado como los extranjeros (hasta que China ha empezado a jugar con esas mismas reglas). La inversión es mínima y suele ser de “colaboración” militar para asegurar los intereses de la metrópolis . Si algo sale mal, el Ejército de los EEUU asegura que sus colonias no se independicen.

    Naturalmente existen más significados:

    Las colonias fundadas por Franco como poblados para la explotación de las parcelas expropiados con motivo del plan Badajoz y las nuevas poblaciones tras la guerra Civil por el servicio de Regiones Desvastadas, las creadas por Carlos III para la repoblación de Sierra Morena o las urbanizaciones que hay en los países capitalistas creadas por algunos industriales, especialmente en Inglaterra (también hay en España) en beneficio de sus trabajadores.

    Hasta que a partir de los 60 se generalizaron los chalets de vacaciones, se usaba el término “colonia” de preferencia a ” urbanización a grupos de casas con una unidad constructiva.

    Le gusta a 1 persona

    1. Esto va por épocas. Cuando España pone su pie en África ahí si hay presencia colonial con claridad. Separación de razas incluso con prohibición de matrimonios mixtos , diferente estatus según se fuera indígena o peninsular. Incluso cuando se les concede la nacionalidad plena con DNI, no hay una igualdad total.

      Me gusta

      1. Eso no les hacía una colonia tampoco. La prohibición de matrimonios mixtos de da también en otras circunstancias históricas totalmente ajenas al colonialismo, como puede ser la de los godos con no godos o las leyes contra la miscenegación en los EE.UU..

        Me gusta

    1. La distinción entre colonia y territorio de ultramar es una distinción de naturaleza legal ante todo, no económica. Si fuese como Vd. exige arbitriamente que sea -con todo el autoritarismo cerril que enardece a los suyos-, si verdaderamente fuera un concepto económico, Londres sería una colonia de Inglaterra. Una vez más, una proclama separatista hace alarde de una aconceptualidad vergonzante. Edúquese. Si además supiese Historia Económica, sabría que las colonias americanas de Inglaterra o los territorios de ultramar de España no se beneficiaron nunca e política de desarrollo industrial alguno porque el fin era que comprasen siempre manufacturas de la metrópoli y exportasen metales u otras materias primas. Una vez más edúquense Vd. y todos los de su ralea que forman el grueso de las trubas obtusas y frustradas separatistas.

      Me gusta

      1. Lo que entendemos como “colonia”, esto es “colonia mercantil”, tiene una realidad económica y legal.

        (La ley establece y protege el sistema económico colonial a favor de la metrópolis)

        Básicamente una colonia mercantil sirve como un mercado cautivo que suministra materias primas a bajo precio a la metrópoli y está obligada a comprar al precio que está exige los bienes manufacturados en la metrópoli.

        El ejemplo típico es Inglaterra, que destruye los telares irlandeses para que los telares ingleses no tuvieran competencia.

        Las 13 colonias se separaron de Inglaterra justamente porque les impedía industrializarse y estaban obligadas a comprar los productos ingleses, más caros.

        No es de extrañar, porque las colonias inglesas comienzan como empresas comerciales de sociedades por acciones. La India, hasta la rebelión de los cipayos, no era una posesión británica, sino de la Compañía de la India, con sede social en Londres, con cotización en la Bolsa de Londres y con administración y ejército privado.

        España estuvo a punto de ser una colonia comercial francesa de este tipo gracias a Napoleón, a José Bonaparte y a los colaboracionistas ilustrados y masones españoles. Este régimen político-económico colonial es el que propugna para España Pérez Reverte, que desciende según él de uno de estos traidores.

        Le gusta a 1 persona

        1. Vale. Bien. Lo que no contradice en modo alguno lo que vengo a decir realmente. Las “colonias” son son colonias sensu stricto pero sí se les asigna un papel de economía periférica avant la lettre.

          Me gusta

    2. Lo que es una colonia es el resto de España que, desde Felipe V con la Ley de Nueva Planta, se ha convertido en la colonia comercial de Cataluña.

      Sin contar con el monopolio para la fabricación de paños que le concede Carlos III y las ayudas, subvenciones y aranceles que ha recibido todos los años desde la restauración alfonsina, pasando por Franco, hasta la entrada de España en el Mercado Común.

      Ese 20% se produce porque tiene un mercado cautivo para vender; si no hubiera sido imposible.

      En el proceso se hundió la industria textil gallega, por ejemplo.

      En lo que muchos connacionales estarán de acuerdo contigo es que estas políticas coloniales han sido una ruina; aunque la mayor parte de ese 20% no se produzca no en Cataluña sino en las zonas industriales de Barcelona y Tarragona (lo que sus nativos llaman “TABARNIA”).

      Le gusta a 1 persona

Responder a Javier Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s