CARTA ABIERTA DE UN LECTOR A “CRÓNICA GLOBAL”


salvador.png
Javier Salvador. Metepatas periodísticas

Crónica Global, un digital al que solemos leer por ser antiseparata, ayer se despachó con dos artículos de denuncia, que son en realidad artículos de chivateo. En uno de ellos habla de la existencia de un KKK Katalán–¿no será entonces mejor un KKKK con kuatro kas?–de extrema derecha, en el segundo señala a los supuestos autores del blog DOLÇA CATALUNYA. Los cargos son graves: ideas políticamente incorrectas, catolicismo, venta de camisetas por internet y tenencia de un club social en el que además se dan conferencias. Estamos frente una auténtica Catilinaria (Quousque tandem abutere, Barraycoa, patientia nostra?) … salvo que el autor de la misma no tiene el talento de Cicerón (1).

Bromas aparte, están señalando; están además presentando cosas perfectamente legales y normales como si fueran ilegales o raras, en la mitad de los casos se habla expresamente del catolicismo de los personajes, como si ser católico supusiera pertenecer a alguna rara secta, en otros se les reprochan actividades comerciales legítimas. Uno de los investigados/acusados/perseguidos vende camisetas españolas en la red y otro es socio de un bar que sirve de local social. Y el autor hace esas denuncias con un tono que indica indignación, en plan “¡¿Pero hasta dónde vamos a llegar?!”.

Viene después la comparación con el KLAN. Porque evidentemente la extrema derecha está detrás de los ataques a autobuses turísticos, entidades públicas, bancos y la misma redacción de CRONICA GLOBAL… ¡Ah, no! Eso fue ARRAN. Lo que hace más grave algunos de los datos personales colocados en los artículos. El autor sabe -lo ha sufrido en sus bien subsidiadas carnes- de la existencia de grupos violentos de ultra izquierda indepe, y pese a ello, ofrece a esos grupos blancos a los que atacar.

Todo muy digno, todo muy decente y profesional. ¿Quién sabe? A lo mejor lo que quiere el autor de esos artículos denuncia, que son más que nada artículos de chivateo, es quitarse a los indepes de encima; conseguir que vayan a romper otros cristales al margen de la redacción de su digital. Pero es inútil, al final los Indepes de la ultraizquierda radical siempre preferirán los cristales a un periodista regordete que no tiene aguante que acudir a un local, perfectamente normal, pero en el que según ese periodista se reúne gente peligrosa que puede devolvérselas. Los indepes pueden ser malos pero no son necesariamente tontos.

O más simplemente el editorialista de CRONICA GLOBAL envidia a Jordi Borrás, fotoreportero y hasta hoy chivato sumo del antifascismo catalán, y desea hacerle la competencia … de nuevo es inútil. Borrás puede ser un cabrito pero es un cabrito sincero que sabe en que bando está. Xavier Salvador es sólo un cabrito (y ya sé que les estoy quitando años tanto al uno como al otro).

(1) NOTA A PIE DE PÁGINA: ¿A que, sin venir a cuento, he logrado meter un latinajo de manera correcta? Es lo que tiene la educación clásica. Yo ya sabía que cuatro años de latín en el bachillerato me iban a servir para algo.

J.C.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s