Frustración y acusaciones en el independentismo por el fracaso del 21-D


Mossos d´Esquadra disuelven a los simpatizantes independentistas en las inmediaciones de la Llotja de Mar

Los días anteriores al 21-D todo presagiaba un viernes negro: listas de puntos de acción en toda Cataluña. estrategias como caravanas que entorpecieran el tráfico, toma de aeropuertos, sabotaje de infraestructuras claves, … Los Grupos Autónomos de Acción Rápida (GAAR) amenazaban con la Revolución integral, Pero nada más comenzar la jornada, los independentistas tomaron conciencia de que algo no funcionaba: en los twitter se leían frases como: “Somos pocos en todas partes”. “De momento un fracaso, seamos sinceros”, “Poca gente”.

EL frente unitario independentista, ya tocado de muerte en el Parlamento regional, se estaba rompiendo incluso en las calles. La ANC había propuesto por su cuenta una “marcha lenta de vehículos” con la intención era impedir que los ministros pudieran llegar a la Llotja de Mar. Pero mientras daban vueltas inútilmente por la Ciudad Condal, los ministros ya estaban en el edificio donde se celebrará el Consejo.

Por su parte, Ómnium cultural había convocado a las 11 de la mañana un ‘Consejo Popular de Ministros’. Antes de acudir, mucha gente no sabía de qué se iba a tratar. Cuando acabó, la mayoría seguían igual: discursos, referencias a los presos y música festiva. Al final, frustración:

voltas.png

“Ni se ha sido capaz de bloquear el consejo de ministros porque no éramos 300.000, ni de evitar la acción de los descerebrados/incontrolados, porque no hay una autoridad clara en el movimiento”, escribía por la tarde Eduard Voltas, ex vicepresidente de Òmnium y exsecretario de Cultura del Govern de la Generalitat.

Mientras, en varios hilos de twiter separatistas se calentaba el enfrentamiento entre independentistas y se cruzaban las acusaciones: “La desmovilización que habéis provocado hoy no tiene nombre. Se os debería caer la cara de vergüenza”, decía otro usuario en respuesta a la asociación de Jordi Cuixart, en cuyas menciones se acumulaban durante todo el día las críticas a su particular consejo popular de ministros. “Patético”. “Me estoy pensando muy seriamente dejar de ser socio. Muy avergonzado de vuestra desmovilización”. “Habéis dejado solos a los CDR en la única movilización que ha importado y ha tenido impacto”. “Os estáis cubriendo de gloria”. Y así, hasta el infinito.

Respuestas de usuarios a los tweets de Òmnium sobre su particular consejo de ministros popular.

La consecuencia última de esto acaba siendo más dispersión: los encapuchados por un lado, haciendo ruido y generando imágenes incómodas para el independentismo; y el resto por el otro, con las cámaras dándoles la espalda y cayendo en la irrelevancia mediática.

La oleada de autocríticas fue de tal dimensión que Vicent Partal, director de Vilaweb (un conocido portal independentista), escribía: “Hoy en las manifestaciones puede ser que haya infiltrados, pero en Twitter hay más todavía. Todos presuntos indepes recién aparecidos, sin seguidores y con nombres falsos venga a decir que todo es una mierda”

Este mensaje fue retuiteado hasta por Puigdemont dando pábulo a la teoría de la conspiración. Mientras el mensaje de Partal se llenaba de respuestas de usuarios, con nombres, apellidos y filiación independentista a los que todo lo de este viernes les había parecido, también, “una mierda”.

La lenta agonía del independentismo sigue.

2 comments

  1. Van a ver fantasmas por todas partes…dejadlos que se hagan en su propia salsa. Se veia a venir, depresiones colectivas fruto de la frustracion del deseo no satisfecho….habia que ser muy fanatico o muy toooonto para seguir hasta el final.
    El año pasado cuando de suspendió la repuplica de 8 segons ya deciamos. “Solo el tonto sigue andando cuando el camino se acaba”. Pero como basaban su poder en la capacidad de absorbes masas ( aunque no tuviesen ningun contenido sólido) se obsesionaron con lo de “ni un pas enrere!” Al final todos con cara de zombi

    La carrera del futuro en Catalunya sera Psicologia, y un negocio que puede ser rentable (aunque no se si es legal) es montar una secta…vais a tener miles de posibles y potenciales adeptos.

  2. Se veía venir el fracaso. El independentismo pierde fuelle a marchas dorzadas por mucho que haya quien pretenda lo contrario y airee aquella cantinela del “mandato” popular (De cuatro gatos, claro)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s