En CATADISNEY, los ‘whatsapps’ de Puigdemont nunca existieron


1517670061_394893_1517675614_noticia_fotograma

 

Para un sector amplio y agradecido de la prensa catalana, y para sectores igualmente complacidos de los que le bailan el agua fuera de esos predios ideológicos, los mensajes por WhatsApp que envió Carles Puigdemont a su compañero Toni Comín no tuvieron lugar. O bien han sido silenciados como si borraran lo emitido (por el expresident y por El programa de Ana Rosa) o porque ellos han decidido que las capturas de tan significativas confesiones han sido tomadas fraudulentamente, pues son intimidades violadas por periodistas aviesos y, además, del otro lado.

Los whatsapps de Puigdemont sí tuvieron lugar. Por eso los quieren borrar los adictos al periodismo lateral, que ve sólo lo que se hace en lado malo de la historia e ignora lo que de malo pasa en casa nostra. A partir de ello ha venido en cascada una pregunta que primero lanzó Tardá ¿a quien culpa el autor de los mensajes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s