Companys y la crueldad para con las mujeres bajo su mandato


LISTADO COMPLETO DE LOS MÁS DE 8.000 CATALANES ASESINADOS DURANTE EL MANDATO DE COMPANYS (1936-39)

 

beata-apollonia-del-santissimo-sacramento-8

Beata Apolonia del Santísimo Sacramento, troceada y echada a los cerdos en la Checa de Sant Elías

Veamos algunos casos de mujeres que murieron bajo el mandato de Companys. A él no le preocupó lo más mínimo y nunca intercedió por las condenadas a muerte.

A Josefa Nicolau Fabra, de Tortosa la detuvieron por haber ayudado a su marido a evadirse. Cuando capturaron a éste, cogieron a la pobre mujer y a las afueras de la ciudad la quemaron viva. En Figueras mataron a Dolores Bartra Fábregas y después le arrancaron los ojos. El ensañamiento con las mujeres, a veces psicológico, otras físico, hasta la muerte, es inconmensurable. Un amante de los mártires de la persecución religiosa de aquella época, D. Francisco A. Picas, escribía una serie de artículos, bajo el epígrafe de La heroica mujer catalana durante la persecución religiosa en Cataluña (1936-39) que tuvieron mucha repercusión. En ellos recogía casos estremecedores. Resumimos algunos datos. El 10 de diciembre de 1938, Companys firmaba la pena de muerte de siete hombres y seis mujeres. Mujeres que nunca cogieron un arma, sino simplemente el rosario. Otros casos que recogemos literalmente: “Dolors Barti era una criada de buen ver, de Figueras, valiente como las heroínas bíblicas. Tenía 19 años. Intentó barrar la puerta del piso a los esbirros del comité rojo de Figueras cuando se presentaron para detener a Mn. Lluís de Macià. Los milicianos la precipitaron zafiamente por las escaleras y la asesinaron camino de Vilafreser, después de insultos y vejaciones que da vergüenza explicar”; la figuerense Sara Jordà dedicó una admirable actividad caritativa en aquellos años aciagos. Se infiltró en centros oficiales de Gerona para obtener documentación falsa, firmas y sellos, que entregaba a personas perseguidas para salvarlas de la muerte, y organizaba expediciones para hacerles atravesar por las montañas camino de Francia. Descubierta la red, Sara fue detenida y fusilada en los Fosos de Santa Elena de Montjuïch con otras 6 mujeres y 57 hombres”, Companys había firmado las sentencias.

Beatas Maria del Carmine-Rosa-Maddalena Fradera Ferragutcasas-27.jpg“Las tres hermanas –prosigue Picas- Carmen, Rosa y Magdalena Fradera, religiosas del Corazón de María, se refugiaron en la casa paterna en Riudarenes. […] fueron detenidas por el comité de milicianos de la Selva y de Gerona por el solo hecho de ser religiosas y fueron asesinadas en las afueras de Lloret de Mar. Intentaron violarlas, pero no lo consiguieron gracias a la determinación y firmeza de las tres hermanas juntas. La Iglesia las beatificó el 28 de octubre de 2007. Nueve religiosas, entre 37 y 75 años, que tenían el convento en el barrio de Horta, de las llamadas “Monjas Mínimas” (San Francisco de Paula), que se dedicaban a la costura y a la oración, fueron asesinadas y abandonadas en un campo, bajo el cielo como testigo”; “Consol Puig Carol y Mercedes Diéguez Foguet eran colaboradoras de la Parroquia de la Sagrada Familia de Barcelona. De aquella parroquia asesinaron trece sacerdotes y seglares. Consol fue asesinada en la Pedrera del Guinardó y Mercedes en el barrio de Casa Antúnez”. En Cataluña fueron asesinadas 76 religiosas. El 1 de agosto de 1936 en Barcelona fueron capturando de dos en dos hasta a seis monjas, pues huían en parejas. Todas ellas son asesinadas. El 8 de agosto les tocó a cuatro más, descubiertas en la calle Aragón 247, en casa de un médico. A una de ellas, la Madre Milagro, la tuvieron encerrada varias horas proponiéndoles tener relaciones sexuales. Ante su firme negativa, moriría junto a sus tres hermanas de religión.

Sigue el relato: “Antonia Pau Lloch de Alfarrás (Lérida), tenía setenta años y era madre de dos sacerdotes jesuitas. El Comité Revolucionario la detuvo y la maltrató vergonzosamente en los locales del Ayuntamiento. Después la llevaron a un lugar llamado La Plana del Magí: allí la estrangularon y la dejaron muerta en la cuneta de la carretera”. En realidad la cubrieron con un motón de piedras. Y la forma de ahogarla fue clavándole el propio crucifijo, que siempre llevaba colgado, en la boca; “Montserrat Subirats Conill de Tarrasa, era telefonista. Gracias a su profesión se enteraba de los castigos, las detenciones y los crímenes que proyectaban los comités rojos y procuraba avisar a las posibles víctimas. Descubierta, fue detenida y asesinada en noviembre de 1936”. La lista es mucho más larga.

Hay casos de heroicidad, que aunque no llevaran a la muerte de alguna de esas mujeres, merece ser recogidos: “En Agullana, Alto Ampurdán, una payesa de unos cuarenta años, Anita Batlle, cerró el paso al Comité que quería detener a su hermano en su casa. Cerró la puerta con cerradura y aldabón y salió al balcón con una olla de aceite hirviendo en las manos y con fuertes y valientes gritos increpó a los milicianos armados que estaban en la calle, que si tenían pimientos se acercasen a la puerta. Los milicianos en aquel momento se acobardaron. Fue tiempo suficiente para que el hermano de Anita saltase por una ventana trasera, se adentrase en el bosque y pudiese pasar a Francia”; o esta historia terrible y a la vez sublime: “Leonor Rabell i Jué fue una joven barcelonesa modelo de caridad. La persecución religiosa truncó su vocación de monja de clausura. Llena de fe y entusiasmo, en aquellos días fatídicos, se dedicó al Socorro Blanco o sea, a esconder y ayudar a sacerdotes, religiosos, religiosas y cristianos perseguidos por su fe. Denunciada por asistir a misa en pisos francos, fue llevada a la checa durante un año y medio, el pudor nos impide hablar de sus sufrimientos. A la entrada de los nacionales nunca quiso denunciar a sus delatores, que bien conocía, movida por el perdón cristiano. Prometió mientras estaba en la checa, que en el caso de sobrevivir dedicaría toda su vida hasta la muerte a obras de apostolado. Y así lo hizo como miembro de las Conferencias de San Vicente de Paúl”.

 

LISTADO COMPLETO DE LOS MÁS DE 8.000 CATALANES ASESINADOS DURANTE EL MANDATO DE COMPANYS (1936-39)

 



Categorías:HISTÒRIA I RELATS, MITES NACIONALISTES / MITOLÓGICAS

1 respuesta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: