“Tarradellas: la autocontrucción del Mito” por Javier Barraycoa


tarrradellas_1.jpg

Josep Tarradellas ha sido y sigue siendo uno de los políticos españoles más asombrosos del siglo XX. ¿Fue camaleónico o sincero? ¿separatista o españolista? ¿demócrata o golpista? Fue un republicano que murió ostentando el título de Marqués; mandó asesinar, entre otros, a 46 maristas durante la Guerra Civil, y luego legó todo su archivo al Monasterio de Poblet (aún no influido por el nacionalismo) para que no recalara en Montserrat. Fue el perpetuo intrigante que consiguió hacer creer a todo el mundo que era el “legítimo” presidente de la Generalitat en el exilio y sucesor de Josep Irla, cuando su nombramiento lo consiguió con urdes y sólo nueve votos presenciales de parlamentarios en el exilio mexicano.

Tarradellas, el que ante trescientas personas, el 14 de junio de 1979 en Morella, anunciaba la conveniencia de un golpe de estado, diciendo: “la violencia en cualquier punto de España nos afecta a todos y todos debemos ser solidarios a la hora de erradicarla. Hay que dar un golpe de timón. España no puede seguir así”. La expresión de “golpe de timón” la repitió en reiterados encuentros antes del 23-F. Hoy le hubieran convertido en un cómplice del golpismo.

Tarradellas, el hombre que primero caló a Pujol. SEGUIR LEYENDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s