“Soluciones fáciles a problemas difíciles” por Xavier Codorníu


codor.png

El daño está hecho. La fractura social es más profunda que nunca. Llorar sobre la leche derramada es inútil y solo produce mayor sentimiento de frustración. Repasar hasta el hastío los errores cometidos a lo largo de la pasada y larga agonía que nos han obligado a vivir es repetitivo y ocioso.

Los catalanes que amamos España nos hemos quejado reiteradamente de que desde el resto de España y sobre todo desde el Poder Ejecutivo y hasta desde el Legislativo no se ha entendido, o no se ha querido entender, el problema que la singularidad de Cataluña representa para el conjunto de nuestro país. En forma casi sistemática han sido desoídas las voces que se referían a ello como fatuas lamentaciones carentes de una verdadera razón de ser. Ahora los hechos nos dan la razón, pero ya es tarde para lamentaciones.

La fractura social es un hecho y puesto que la inviolable permanencia de Cataluña en España es también un hecho, se hace necesario buscar soluciones ingeniosas a ese problema. Ahora se trata de reaccionar con inteligencia para minimizar los efectos. Se trata de aplicar el principio elemental que la demagogia, tan aplaudida últimamente en España y muchos otros países de occidente, aplica habitualmente: Soluciones fáciles para problemas difíciles.

Desde que el Sr. Jordi Pujol publicó su PROGRAMA 2000 en 1990, en el que trazó las líneas fundamentales del Procés de Recatalanización de Cataluña, o más bien de preparación para la independencia, el conjunto de la población de España no lo supo entender y los políticos lo entendieron como las bases para la negociación de los votos que les eran imprescindibles para obtener mayorías parlamentarias que les permitieran desarrollar sus programas cortoplacistas.

Rajoy-en-estado-puro.jpgSe fumaron deliciosos habanos tomando el “café para todos” y ahora se quejan de que aquel tabaco les ha producido este cáncer tan difícil de erradicar y que puede acabar con el más largo período de democracia que se ha vivido en nuestro país en los últimos siglos o incluso puede acabar con el propio país. Es necesario que ahora reconstruyamos la imagen y la opinión de España dentro de Cataluña.

Será por vía política o por vía parlamentaria, pero se acabará con esta locura y las aguas volverán a su cauce, pero no será sin una actuación firme y decidida por parte de las personas que ostentan los Poderes Públicos en España y por extensión en Cataluña. Es necesaria una intensa tarea didáctica y de convencimiento que con firmeza paternal reconstruya y resane el daño infringido por los desvaríos independentistas.

Para ello una de las formas más efectivas es la permanente presencia del Ejecutivo y del Jefe del estado en Cataluña con cualquier motivo, deportivo, cultural, social etc. restando protagonismo a las autoridades autóctonas y apoyando firmemente el desarrollo de la industria, la universidad, la ciencia y la cultura dentro de Cataluña.

Celebrando en Barcelona Consejos de Ministros, estableciendo más sedes de organismos estatales, favoreciendo celebraciones deportivas de ámbito nacional, y cualquier otra medida que contribuya a la presencia de España dentro de Cataluña.

Sé y comprendo que mi propuesta puede molestar a muchos que me acusarán de pretender premiar al díscolo en vez de reprimirlo, pero les invito a reflexionar que en caso contrario solo se dará pábulo a los mismos que ahora han provocado esta situación y volveremos a repetir la lamentable experiencia vivida.

Xavier Codorníu.

Secretario de SOMATEMPS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s