Los orígenes “xarnegos” de la elite separatista o los cuatro tatarabuelos almerienses de Puigdemont


puchitata

Los bisabuelos del número uno del independentismo catalán, se enmarca dentro del movimiento migratorio de principios de los años 70 por el que más de 840.000 andaluces se fueron a tierras catalanas en busca de prosperidad. De hecho, Cataluña pasó a ser considerada en aquella época como la novena provincia andaluza.

Cincuenta años después, entre los nietos y bisnietos de esos emigrantes andaluces, está Carles Puigdemont uno de los líderes de la lucha por la independencia de Cataluña.

Pero no es el único, otro es Jordi Sánchez Picanyol el líder de ANC, detenido por la policía en 1987 por un atentado contra el consulado de Sudáfrica. Fue tambiénrganizador de la quinta asamblea de la Crida en la que exigió la puesta en libertad del terrorista Carles Castellanos partícipe del atentado contra un guardia civil en Sant Just de desvern hijo de padre emigrante y uno de los principales escuderos de Puigdemont, antaño portavoz de la Crida a la Solidaridat hasta su disolución en 1993. Este era un movimiento de agitación popular y simpatizante del grupo terrorista Terra Lliure, además de organizador de actos junto a Henri Batasuna. Otro es Jordi Cuixart, presidente de Omnium Cultural, una asociación que nació en 1961 para promocionar el idioma catalán, difundir su cultura y promover la independencia de Cataluña, que es hijo de madre murciana

2 comentarios

  1. Pues mis tatatatatarabuelos desde 1150 aprox que es hasta donde pude llegar, son catalanes. Y resulta que para estos separatas esta no es mi tierra? Collons tu, quina cara !!!!

    • ¡Ay, amiga Concepción! Una explicación del fenómeno exigiría hacerle pasar vergüenza a los “descamisados nacionalistas” de todo tipo. Los catalanes “de verdad” como tantísimos hay/habemos no tienen que ocultar nada..de ahí se sigue la explicación que no creo necesaria…mucha cara, mucha desvergüenza y mucha “conversión” (que nadie toque a nuestros hermanos sefardíes) productiva. Persecuciones de este tipo han sido siempre la mayor muestra de ignominia, porque los perseguidores esconden un turbio complejo de inferioridad.

      Martín Zancajo
      B.24.9.2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s