Lo malo de los choques de trenes es que hacen falta dos trenes.  El próximo ex-conseller d´Interior Joaquim Forn, ha rebuscado en su armario a ver si encuentra un triciclo para enfrentarse al tren. Sus amigos le recomiendan que se tome un valium y vaya haciendo las maletas.