La consulta ilegal del 1 de octubre y los continuos desafíos a la legalidad y la convivencia por parte de los secesionistas están acabando con la paciencia de multitud de honrados ciudadanos de la localidad de Reus. La última prueba han sido algunas pintadas que han aparecido en marquesinas de autobuses de esta ciudad en las que había publicidad del referéndum separatista. En algunas de ellas se recordaba los casos de corrupción que han aquejado a partidos nacionalistas, como la antigua Convergencia.

marquesina-reus

https://www.elcatalan.es/hartazgo-en-reus/