espot

 

Santiago Espot, uno de los esperpentos más peculiares del procesismo, desde Catalunya Acció ha manifestado el juicio de su formación sobre la Manifestación del sábado. Ahí van las joyas:

-“el independentismo en general desperdició una ocasión inmejorable para dar una muestra al mundo de una concepción madura y realista de uno de los principales peligros que amenazan hoy las sociedades occidentales: el terrorismo yihadista”.

– “son una consecuencia de años de hacer políticas que contemporizan con una visión del islam que, sin pelos en la lengua, tiene como objetivo acabar con los valores colectivos de la nación catalana y de occidente. El tono general fue ocultar las verdaderas intenciones de los terroristas que actuaron en Barcelona y Cambrils, presentándolos como víctimas de nuestra impotencia para integrarlos en nuestra sociedad”.

-“Estamos llegando al paroxismo naïf de preguntarnos que hacemos nosotros mal con una gente que quiere masacrar hacerte a base de cuchilladas o hachazos. Los mensajes de responsabilidad compartida, acusando la sociedad catalana y por extensión la civilización occidental, de no hacer lo suficiente para integrar a los recién llegados y alejarlos del terrorismo, son intolerables para injustos y demagogos”.

-“se convirtió en un flagrante olvido a los muertos de las Ramblas de Barcelona y Cambrils, en un revoltijo de reivindicaciones y eslóganes que poco o nada tenían que ver con el lógico y loable objetivo primero del acto”.

-“El olvido a las víctimas y al dolor de las familias es una vergüenza nacional sin paliativos que demuestra la triste olla de grillos argumental y la demagogia oportunista con la que actúan tanto el españolismo como la extrema izquierda”.

-“Cuando se trata de denunciar y combatir la visión sanguinaria de seguidores de una determinada concepción del Islam, el independentismo mayoritario habla de una paz y una fraternidad que nadie cuestiona; pero omite, irresponsablemente y peligrosamente, la enérgica y rotunda condena de la barbarie yihadista perpetrada por el integrismo islámico”.

-“A la hora de salvar vidas catalanas o de cualquier otra nacionalidad, ha sido la actuación firme y contundente de la policía catalana la que nos ha sacado las habas de olla. Las pistolas de los Mossos han sido el mejor antídoto contra la barbarie de aquellos que quieren imponernos un modelo de sociedad donde, entre otras cosas, la mujer es tratada como un simple animal reproductor”.