excedentes

Es frecuente ver en las tiendas de segunda mano abundante material separatista a un euro. Es curiosa la rapidez con la que la gente se desprende de las camisetas y polos que regalan a los figurantes en cada Diada. Y luego no hay quien las venda y se van amontonando mes a mes. No vamos a decir que tiendas son, no sea que las reciclen con dinero público y las vuelvan a repartir.

Las tiendas del merchandising separatista son una ruina caracolera. ¿Harán alguna camiseta conmemorativa para el próximo 1 de octubre?