campnou1.jpg 

Menos mal que el presidente Bartomeu declaró firmemente que no quería politizar el club. Aunque siempre se supo que la entidad blaugrana es uno de los grandes instrumentos del separatismo, ahora, vergonzosamente, se posiciona oficialmente a favor del referéndum con todo el descaro del mundo.

El FC Barcelona se ha adherido al Pacte Nacional pel Referèndum, la plataforma que aglutina a partidos y entidades partidarios de la consulta. Mediante un escueto comunicado de cuatro líneas, el club azulgrana ha informado que se une a esta campaña que reclama la celebración de una consulta en Cataluña para tratar su independencia, uniéndose de este modo a las más de 4.000 entidades que ya han mostrado su acuerdo.

En el texto, la institución no expone los motivos de su decisión, pero cabe recordar que desde que la UEFA sancionara la sancionara por la entrada de esteladas en el Camp Nou, abrazó la causa de la libertad de expresión en su recinto.

La unión llega horas antes de que, en los aledaños del estadio barcelonista, alrededor de 200 voluntarios acudan para solicitar firmas hacia esta campaña, que ha recogido el consentimiento de 400.000 personas hasta el pasado Sant Jordi. El último evento de la PNR se celebrará el próximo 19 de mayo en el Palau de Congressos de Cataluña, cuando se presenten todas las rúbricas conseguidas en los últimos días.

Impulsado por el presidente Puigdemont en diciembre de 2016, el Pacte incluye un amplia gama de partidos favorables al referéndum pero con posiciones distintas sobre el proceso soberanista, por lo que los miembros del comité ejecutivo evitan entrar en el rifirrafe del día a día político.

El Pacte afirma que es posible hacer un referéndum con la legalidad actual y forman parte de él partidos abiertamente independentistas como el PDeCAT, ERC y la CUP, y pero también formaciones que no lo son como los ‘comuns’, además de entidades de muy diverso signo.