Altísima tecnología y moral de combate. Eso caracteriza al nuevo ejército catalán que se prepara para librar la batalla final contra los herederos genéticos de Felipe V. El Ministerio de Defensa ha enviado expertos a Rusia para desentrañar el secreto de dos armas letales que se han detectado entre los separatistas y la posibilidad de tomar medidas disuasorias.