Dejémonos de tonterías. Esto es lo que nos espera. El que quiera verlo que lo vea y el que no ya se lo encontrará. Por eso me entra risa cuando veo a Puigdemont hablando de Europa y Cataluña. Los separatistas están en la pura inopia.