¿Qué, cómo se llamaba la película?


coch.jpg

La crónica del accidente acaecido en la Plaza Mayor de Vic el pasado domingo ya ha dado la vuelta a las redes y es archiconocida por todos, pero el infortunio y la crispación que se vive en Cataluña ha hecho que sus consecuencias sean irreversibles. Los daños morales que ha ocasionado el atropello de las cruces, con las que se ha hecho caja para recoger fondos para los presos y fugados, va mucho más allá de la simple anécdota.

Para empezar “la plantá” de cruces, nada más y nada menos que 2500, por interés de  una iniciativa privada, en un espacio público dedicado al mercado y al devenir ocioso de los transeúntes  y ciudadanos ya es en si un acto de supremacismo, que deteriora y mucho la imagen del municipio, no solo des del punto de vista turístico sino también moral. Qué Vic por un día se convirtiera en el atretzzo de un cementerio de Transilvania y que su ahora se asemejara a un camposanto no conviene a nadie, rescata antiguos odio ya soterrados y se recrea en la necrofilia.

Qué Vic por un día se convirtiera en el atretzzo de un cementerio de Transilvania y que su ahora se asemejara a un camposanto no conviene a nadie, rescata antiguos odio ya soterrados y se recrea en la necrofilia.

La Plaza mayor es un lugar de recreo, para el deleite de todos los habitantes de la capital de Osona, que el domingo se vió invadida por un ejército de cruces alineadas una tras otra, daba una sensación de asfixia, de horror vacui, que no da aliento a nadie. Lo más deleznable es lo que ha desencadenado semejante iniciativa, daños colaterales a terceros incluso y un ambiente paranoide para los que allí habitan.

Lo que por unos instantes se asemejaba al decorado de “Vampiros Lesbos”, eso sí, sin Soledad Mirada dirigida por Jesús Franco ni financiada por la Hammer. Ese domingo todo acabó como el rosario de la Aurora. El conductor del Renault C2, salió a modo de espontáneo al ruedo, como un Quijote, con lance toreril que al quite y sin querer no pudo esquivar el bosque de cruces y arrolló unas cuantas hileras, que rápidamente fueron a la UBI para ser apadrinadas por unos cuantos indepes  que querían apadrinarlas, convencidos de que el espacio público es suyo. El chofer, temeroso del agravio, se dio a la fuga al más puro estilo Michael Knight y su Coche Fantástico. Mientras los secesionistas que custodiaban la marea de cruces, salieron de forma espontánea a grito pelao para detener al conductor. Pronto se armó una turba entre los indepes, que como si de zombies del videoclip de Thriller se tratara salieron de sus casas, móvil en mano, para dar caza al desconocido.

Poco después de que hubiesen sido colgadas las primeras imágenes en la red, Anonymus Catalonia, difundió la identidad y los datos del presunto fugitivo. Rápidamente, se hicieron con sus señas, que en principio sólo debía cotejar los agentes de tráfico. A continuación los separatistas, llevados por la crispación, alentaron sus manadas para ir a la caza y captura del conductor, que para más inri era militar. La noticia corrió como la pólvora y coreando aquello tan recurrido de “facha asesino” se dirigieron hacia su casa. Pero sucedió lo previsible, la impulsividad no es buena consejera, cometieron un error garrafal. El querer  tomar la justicia por su mano, es un acto revanchista y totalitario, se confundieron, el militar no era el hombre que buscaban. Así las cosas la reputación del paraca, ha quedado dañada de por vida por: insultos, calumnias y vejaciones  llevadas de manera soez al extremo.

El camposanto de Vic ya ha hecho caja para los fugados, el conductor que se ha desvinculado de cualquier motivación política y que según su abogado ha atribuido todo a un ataque de angustia al circular por el lugar sigue siendo cuestionado por el Ayuntamiento. La alcaldesa Anna erra sigue obstinada en denunciarlo por incitación al odio y a la discriminación. Muy a menudo se utiliza esta expresión “delito de odio” sobre todo cuando unos hechos siempre son susceptibles de ser interpretados. Estos días se está hablando de Comisión de la Verdad, nomenclaturas que recuerdan a la película 1984, inspirada en el libro de George Orwell.  Lo que los secesionistas consideran poner en jaque la libertad de expresión, censura la libertad de oposición de los demás.

Esperemos que las siniestras cruces de Vic que ya fueron cuestionadas en las hermosas playas catalanas, no tengan una sombra demasiado alargada. Y que la amenaza de Torra de “Iremos hasta el final”, “Tolerancia cero” no desencadene una escalada  de tensión que, menoscabe el bienestar de la población, este otoño.

Hace tiempo que el secesionismo evoluciona hacia el populismo y el caudillaje, lamentablemente estos hechos narrados de manera trágico cómica sacan dramatismo a la crónica del suceso. Lo cierto es que de haberse filmado una película ese mismo día podríamos escoger entre varios rótulos, barajado el de: “Aquelarre al estilo Torquemada”, también podría titularse:” ¡Aquí huela a muerto, pero no he sido yo! ”. Aunque pensándolo bien quizás este cementerio de cruces iba dirigido a acompañar la misa funeral que se celebró ese mismo día, dirigida a Marta Pascual víctima del secesionismo, cuando el PDecat se va al carajo y el árbol comienza a agitarse como decía Pujol.

Kyzyl Khum

2 comments

  1. De esto son responsables Felipe Gonzalez y Aznar, el ejercito español esta para defender la unidad de España y el ser llamado facha es un halago de esta gentuza.Aznar parece que en Vascongadas ilegalizo los partidos independentistas vascos y eso esto muy bien pero debe aplicar el 155 en las Vascongadas y llevar el ejercito a Las Vascongadas a matar etaŕras, pero al llegar Zapatero volvio a legalizar Zapatero el inepto funcional.En Cataluña al reformar la ley electoral segun el metodo que propone Santiago Abascal, el peligroso hispanofogo humillo a los españoles a traves de Aznar pero todos los politicos tienen algo de psicapatia o casi todos y el problema catalan no se puede resolver sin el ejercito y asegurando por anticipado que ningun antiindependentista sea dañado, porque es mas español que yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s