Gerona: Primero quitaron símbolos franquistas y pusieron constitucionalistas. Ahora quitan los constitucionalistas a taladrazo limpio


imagen1-interior-655x368

El proceso para cambiar el nombre de la plaza de la Constitución de Gerona por el de plaza del 1 de octubre de 2017 ya ha comenzado. Varios operarios han empezado este jueves a destruir a golpe de taladradoras el nombre antiguo de esta plaza pública que aparece en el suelo para que no quede constancia alguna.

Marta Madrenas es conocida por su hispanofobia y su odio a aquellos símbolos que representen al conjunto de España, en este caso, la Carta Magna. La alcaldesa independentista colaboró con la organización de la consulta ilegal al ceder espacios públicos para votar durante el 1-O.

A finales de marzo, Madrenas instó a sus vecinos a “echar” al “Estado español opresor” de Cataluña. Lo hizo en un mitin delante de una multitud independentista en la que se encontraban también los autodenominados ‘comités de defensa de la república’ (CDR) de este municipio.

REFLEXIÓN SOMATEMPS:

Muchos aplaudieron la llegada de la Constitución y celebraron la retirada de los símbolos franquistas. En una sola generación el afecto a la Constitución ha quedado barrido por el independentismo. ¿Qué ha sido la Constitución, dique o puente para el separatismo?

 

 

3 comments

  1. Los nacionalistas secesionistas no son meros golpistas sino invasores endógenos.

    Renegados que mutan su naturaleza oriunda en extranjería. Pretenden obligarnos a todos a ser extranjeros, pretenden expulsar al habitante aunque siga “aquí”, privarle de su raíz y su derecho, convertir en extranjería el hábitat y la territorialidad, a la vez que socavan las áreas todas de la vida pública zonal en un intento grotesco de colonizar capturándola para su mismo rigor extraño y extranjero. Inducen al conflicto entre poblaciones internas. Capturan la cultura histórica o idiomática reconvertidas en arma conflictiva de ataques y recelos, empobrecido todo, reducido a su nimia dimensión de conflicto, ocupación e invasión. Degradan la riqueza, malgastan con toda indiferencia la prosperidad únicamente a favor de la división y la discordia. Obvian la necesidad pública ya que por encima de todo superponen su usurpación, el delirio obsesivo y fanático. Despojan el derecho ajeno e inflan y redimensionan el propio. Los argumentos van detrás de la pasión, la cual, meramente por serlo, por ser pasional, se proclama justificada. Pretenden expulsar al habitante genuino de esta o aquella territorialidad de una patria, reconvertirlo, mentalizando, dividiendo, encizañando, inoculando su afán usurpador. Despojar al habitante de la variopinta e inmensa riqueza de culturas de las cuales puede gozar, restringidas y limitadas hacia lo regresivo y miserable, la pobreza a la cual se pretende reducir al individuo nacional abstrayéndolo hacia el estrecho rango regional precario y sectariamente politizado.

    El mal del secesionista no es al golpe de estado sino su calidad de invasor, endógeno, encubierto, disimulado. Por el contrario fingiendo algo recuperado y genuino. Poniendo padre contra hijo, hermano contra hermano.

    Por lo general nadie se percata, porque el cuerpo de tales invasores nació en esta región, en la zona, pero su persona física o jurídica es ajena, se hizo alienada, voluntariamente se hizo impropia, renunció a su nacionalidad y se nacionalizó al modo de algo adulterado y externo, fantasioso, inventado. No por venir o ser de afuera sino por afanarse obstinadamente, fanáticamente, unilateralmente, en destituir y deformar creando e instaurando en el adentro la condición de consistir el afuera. Hacer todo frontera y extranjería, expulsando y desterrando a la mayor parte de la población y abduciendo, raptando al resto, empoderando a su minoría ilegítimamente arrogada, a la vez que desposeedora desposeída. En un habitar hostil, en fuerza ocupadora, extraña, extranjera.

  2. Es muy triste. Pero lo que tenemos que hacer los constitucionalistas de Gerona es ir a celebrar a esa plaza todas las hispanidad, días de la Constitución, etc. Incluso cada 1 de octubre ir a celebrar como la policía abortó su cutre intento de golpe de estado.
    Por cierto, los gdr de Gerona han hecho muy buen trabajo, pero ahora los indepes ponen los lazos amarillos muy arriba en las farolas de las avenidas principales. Vaya, que se necesita alguien organizado para sacarlos todos. Los que están a altura “humana” , “desaparecen” rápido, pero esos otros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s