BARCELONA-ESPAÑA-lunes-31.07.2017.-calle-Traversera-de-Gracia-291.-Lasvocesdelpueblo-403.jpg

 

Desde el pasado 14 de junio, varias organizaciones se han venido concentrando todos los miércoles frente a la Delegación de Gobierno de Barcelona exigiendo que el gobierno aplique el artículo 155 a la autonomía catalana por la reiterada rebeldía de sus dirigentes. “Catalanes por la Ley y el Seny” ha sido la promotora de estas concentraciones que ya han sobre pasado las 17 protestas ante Delegación de Gobierno.

Después del referéndum ilegal la concentración del pasado miércoles fue más masiva y entusiasta que nunca. Una gran multitud mostró su cariño en favor de a la Policía y a la Guardia Civil con alegres cánticos y contundentes lemas. Entrevistamos para SOMATEMPS a Chelo Valerio, presidenta de Catalanes por la Ley y el Seny, que nos explica los fines de su asociación.

¿Cómo nace Catalanes por la Ley y el Seny?

Es una plataforma absolutamente transversal que surgió de la necesidad de alzar nuestras voces para exigir al Gobierno Central que cumpla y haga cumplir la Constitución y aplique en Cataluña el artículo 155 de la misma. Desde el 14 de junio, nos concentramos todos los miércoles frente a la Delegación de Gobierno de Barcelona para conminar al ejecutivo central que detenga el golpe de estado institucional.

La situación que estamos viviendo en Cataluña no es más que la culminación de un sin fin de atropellos a los derechos más elementales de la mayoría de los catalanes. En estas circunstancias nació nuestra modesta asociación, simplemente porque nadie, de manera organizada e insistente, pedía la aplicación del artículo 155.

¿Qué contempla exactamente el artículo 155?

Este artículo de la Constitución española contempla la supresión de cualquier autonomía cuyo gobierno atente gravemente contra el bien común y obliga al gobierno central a tomar TODAS las medidas necesarias que tiendan a restablecer el orden constitucional en cualquier punto del territorio nacional.

El delito de sedición, perpetrado por el Sr. Puigdemont y su ejecutivo, es suficientemente atentatorio contra la nación y el conjunto de los ciudadanos como para tomar esa medida. Si el gobierno central se resiste a aplicar el 155, no creo que sea por miedo. La fuerza de un Estado como España, es muy grande. Pocas bromas con su poderío.

¿Cuál es el motivo de que no lo hayan aplicado hasta ahora?

Pienso que los partidos políticos persiguen la reforma de la Constitución, convertir España en un estado confederal cuya vuelta hacia un estado más “jacobino” sea imposible, retroceder en la historia y crear un paraíso para toda clase de políticos que vivirían del esfuerzo de los españoles.

Por otra parte, estoy convencida de que una España débil, dividida (pero no rota del todo), dependiente y dócil conviene sobremanera a algunos de “nuestros amigos” europeos. Huelga decir que no nos vamos a plegar mansamente.

Por todo ello, al tiempo que debemos aplicar el 155 también debemos arreglar nuestros propios problemas nosotros mismos. No permitamos que terceros países se inmiscuyan. Somos un país, en muchos aspectos, ejemplar y nadie tiene las manos lo suficientemente limpias cómo para echarnos en cara nada.

Javier Navascués