Gran expectación ante la Misa y la charla del P. Olivera Ravasi de hoy sábado en Barcelona


Hoy sábado, Dios mediante, el P. Javier Oliverá Ravasi estará en Barcelona. En primer lugar celebrará la Santa Misa en la parroquia de San Jordi a las 6 de la tarde. Posteriormente, a las 7 de la tarde, tendrá lugar una pequeña presentación sobre sus libros. Un servidor tendrá el honor inmerecido de presentarle de forma breve, hecho que me hace mucha ilusión por lo que representa la figura del Padre en la evangelización digital de España e Hispanoamérica.

Son muchas las personas que conozco que siguen con mucho entusiasmo al P. Javier y les han hecho mucho bien sus vídeos y su web Que no te la cuenten. Por eso, por lo que voy sondeando se ha levantado una gran expectación por su visita, que esperemos de muchos frutos espirituales. El Padre es muy querido en España y está teniendo una gran acogida en la Madre Patria. No sabemos cuando volverá de nuevo el Padre a Barcelona, por eso animo a todo el que pueda a que acuda mañana sábado a la parroquia de San Jordi de Barcelona. Tendrán la oportunidad de escuchar al Padre y llevarse sus libros dedicados.

No dejen de venir. Su visita, ¡que no te la cuenten otros!, ¡ven a participar de ella!

Aunque es muy conocido en esta página, por si alguno al que le llegue este post aún no lo conoce, les dejo con unas breves líneas sobre el Padre y su página  web Que no te la cuenten.

Y si alguno no puede venir mañana a Barcelona, tendrán la oportunidad de verlo en la peregrinación de Nuestra Señora de la Cristianadad a Covadonga este mes de Julio.

Breve semblanza

El P. Javier Olivera Ravasi, fundador y director de la web Que no te la cuenten, es sacerdote católico apostólico romano. Se graduó como abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). En el año 2002 ingresó al seminario y tras concluir sus primeros años fue enviado a Europa donde se doctoró en Filosofía por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma (2007) para recibir, un año después, la ordenación sacerdotal. Se doctoró en Historia (UnCuyo) y es además, Profesor Universitario en Ciencias Jurídicas y Sociales.

Se desempeña como capellán de un establecimiento educativo de Buenos Aires y es además, conferencista y profesor ordinario en el ámbito de la filosofía, la historia y las lenguas clásicas. Es además, autor de diez libros y de varios artículos en publicaciones nacionales y extranjeras. Es Miembro de Número del cuerpo académico del Instituto de Investigaciones históricas Juan Manuel de Rosas y cofundador de la Orden San Elías, una sociedad de vida apostólica que tiene por fin la misión “ad gentes” y el apostolado de la contra-revolución cultural.

Razón de ser de la web Que no te la cuenten

Hace más de 2000 años ese gran político que fuera Cicerón, definía a la Historia como magistra vitae (“maestra de la vida”), en cuanto nos hace obrar prudentemente al ver los aciertos y errores de nuestros antepasados.

Los estudios históricos, sin embargo, tenidos por menos durante cierto tiempo, comenzaron a ser revalorizados por la ideología marxista en vistas de construir el futuro. De este modo, en especial durante el siglo XX, se inició el trabajo –lento pero seguro– de relatar la historia desde una óptica tuerta, cuando no ciega. Había que “construir” el pasado para controlar el futuro.

Varias generaciones han venido educándose en medio de falsedades históricas que, como la gota que horada la piedra, fueron poco a poco planteando interrogantes más allá del estudio pretérito y que, no pocas veces, hacían (y hacen) de preámbulo para la pérdida de la Fe y de la misma razón.

“¿Pérdida de la Fe?” Sí. Es que toda mentira atenta contra la Verdad.

Pero alguno dirá: “¿qué tiene que ver la Fe con la Historia?”. Mucho, muchísimo; es que no hace falta atacar la Santísima Trinidad para perder la Fe: basta con destruir algunas verdades históricas que se relacionan con ella para lograrlo: ¿Quién no dudará de su fe si se le machaca hasta el cansancio con las «riquezas del Vaticano»? ¿Quién no pondrá en tela de juicio la labor de la Iglesia en América si se nos la presenta como la cooperadora de un “genocidio” indígena?¿Quién no comenzará a justificar sus errores si se plantea que todo lo que se le ha enseñado como verdadero, ahora se le presenta como falso?

Basta con repetir una mentira a diestra y siniestra para vivir en el mundo imaginario de la falsedad. En este blog intentaremos buscar esa verdad que hace libres.

Vídeo de presentación de la Editorial QNTLC

(325) Presentación Editorial QNTLC – YouTube

Por Javier Navascués



Categorías:ACTIVITATS / ACTIVIDADES, BIBLIOTECA Y CITAS, Religión

1 respuesta

  1. Todas las civilizaciones se basan en una religión determinada. Sin excepción. Esto es «Ciencia».

    Luego, si destruyes esa religión, destruyes esa civilización.

    Entre medias estás destruyendo tu misma sociedad, de donde dependes tu y tu familia para sobrevivir, aunque no lo veas porque AHORA tu sociedad funciona y te aprovechas de ello (trabajo, orden público y defensa, sanidad, pensión y seguro de desempleo…)

    La pregunta entonces es ¿qué ganas destruyendo tu civilización y modo de vida?

    ¿Qué sucedería si lo que tu piensas que está bien (destruir tu civilización y modo de vida) acaba horriblemente mal (efectivamente destruyes tu civilización y modo de vida)?

    ¿No tienes otros problemas que ayudar a los marxistas culturales, como el multimillonario SOROS, a destruir gratuitamente lo que te permite a ti y tu familia vivir relativamente bien?

    El que no te sientas católico o no practiques la religión no quita que, como los ateos masones, vivas en una civilización católica; lo cual no es bueno ni malo, sino lo que es, la realidad…

    …¿estás dispuesto a destruirlo todo para ganar no se sabe qué?

    La revolución comunista en Rusia y la revolución socialista en España, ambas creadas por intelectuales y ambas dirigidas con consignas vacías y mentiras, tendrían que enseñarnos lo que pasa cuando se deja de pensar con la cabeza y se siguen a ciegas los cantos de sirenas de gente que al final solo son enfermos mentales que se creen sus propias estupideces.

    Mucha gente creyó -desde Rousseau- que se podía destruir la sociedad «vieja» y construir una sociedad «nueva» sin los vicios de la anterior, basada en la «filosofía» (masones) o la «ciencia» (comunistas)…

    No solo no ha funcionado sino que en toda la historia de la humanidad nunca ha habido tantos cientos de millones de muertos y tanta miseria por esta fantasía sin base real.

    El cristianismo es la base esencial de la civilización occidental. Cuando lo quitas, como hicieron los comunistas rusos, traes el caos y la muerte.

    Y es asombroso cómo, cuanta más instrucción y educación recibimos, menos sentido común tenemos y mejor se siguen las consignas vacías y las mentiras de nuestros enemigos.

    Por tanto, no es que todos necesitamos a Dios…es que si no existiera Dios, habría que inventarlo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: