Vapulean a Jordi Pujol y le llaman “patético” por no querer enterrarse con la estelada


ECDIMA20150728_0013_1.jpg

El digital talibán-separatista El Nacional.cat, a través de la pluma de Jordi Galves, ha vapuleado a Jordi Pujol. El artículo lo titula: “Patético Pujol“. Casi lo podía haber titulado “Roma no paga traidores“. El separatismo es implacable.

El articulista, que debe vigilar que come antes de escribir, le salen frases del estilo:

-“La unidad de España se ha impuesto como la sagrada superstición de una magia oscurantista en la que se hacen todo tipo de sacrificios humanos cuando ya no les basta con los toros“. (Señor Galves, hay que mirar si los productos están caducados antes de comerlos).

“La idea de Catalunya repugna profundamente al españolismo, inversamente al apetito inmoderado de la riqueza económica de nuestro país. La represión ni se detiene ni disminuye, al contrario, fatalmente aumentará tras la injusta sentencia política del Tribunal Supremo contra los rehenes“. (Señor Galves, ya le dijo el médico que es malo no salir nunca de casa. Hay que pasear y descubrir nuevas realidades)

-“En este contexto de confrontación sólo nos faltaba un espontáneo como Jordi Pujol, indiferente a la estrategia de los partidos independentistas, armado como siempre de su orgullo ciclópeo, de su inmoderada necesidad de protagonismo. El señor Jordi Pujol Soley, quien en otro tiempo fue considerado un referente ideológico y moral del catalanismo hasta que decidió canjear voluntariamente la honorabilidad por la ignominia, reapareció el pasado miércoles, fantasmal, como alma en pena“. (En esto estamos de acuerdo. Se refiere al acto en el Ecuestre en el que afirmó que le gustaba España)

“Con 89 años, pero como si fuera un adolescente perpetuo, Pujol confesó que no era feliz. Fue un momento lacrimógeno, como cuando gasean manifestantes. El mundo ha sido muy ingrato con esta personita tan estupenda que siempre se creyó con derecho a todo, sin quedarse nunca corto y sin pensar en nadie más que no fuera en él mismo o en una proyección fantasiosa de sí mismo a la que denominaba, modestamente, Catalunya. El caso es que sí, en plena represión contra el independentismo catalán, Jordi Pujol tuvo el valor, los santos dídimos, la desvergüenza, de encogerse de hombros y de declarar que él nunca había sido independentista, que él no, no, que quiere que le entierren con la senyera real y no con la estrelada, anda ya”. (Sr. Galves, empezamos a sospechar que usted es un topo de Vox. Nadie había vapuleado así a Pujol. No sea abusón que el pobre ya tiene 89 años).

“Y no dejó perder la ocasión para expresar su profunda admiración por España, una admiración muy sentida”. (Sí Señor Galves, eso nos recuerda exactamente la conversión al españolismo de Sabino Arana. Y es que aunque parezca imposible el nacionalismo a veces tiene cura).

 

 

4 comentarios

  1. Patético y ladrón, que no se olvide.
    Es un delincuente de la peor calaña. Y la justicia (?) esperando a ver si la palma y no tienen que sentarle en el banquillo.
    Catalunya ens roba
    Visca Tabarnia

    Me gusta

  2. “Cría cuervos y te sacaran los ojos”
    El cuervo que está acabando con los ojos del alma se llama odio, rencor, división.
    Lo único que puede espantar los cuervos  y devolverle la vista a las personas imbuidas por ideas o sentimientos nacionalistas, es una enseñanza y medios de comunicación (prensa, radio y TV) libres e independientes), y control de los subvencionados y concertados.

    Me gusta

  3. La unidad de Cataluña se ha impuesto como la sagrada superstición de una magia “oscurantista” (¡toma!)

    La idea de TABARNIA repugna profundamente al catalanismo.
    (¡normal!)
    (en proporción directa al apetito inmoderado de la riqueza económica de Tabarnia)

    Y como siempre desde la Generalidad nazionalista, la represión ni se detiene ni disminuye. Al contrario, fatalmente aumentará tras la justa sentencia (¿cómo sabemos que es “justa”, si todavía no ha salido?) del Tribunal Supremo contra los golpistas tontistas….

    Pues donde las dan, las toman.

    Estos no han aprendido nada ni han olvidado nada, como sus queridos Borbones (Borbones-Borbones, no Borbones-Anjou)

    Por eso estamos todos condenados a repetir esta maldita historia de la Historia.

    Para nada, porque estas aventuras masónicas son del siglo XIX, no del XXI.
    Hoy las cosas van por otro sitio; y nunca sobre mulas, sino en Internet.

    Si no fuera por las subvenciones de la Generalitat, este digital hubiera cerrado hace mucho tiempo.

    Como cerrará en cuanto los pujolistas de pongan a recuperar el mercado español y corten el grifo del odio al comprador, que parecen idiotas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s