DESPIPORRE ALMAS VEGANAS: “aunque los peces no hablen como nosotros, tienen sus derechos” (vídeo)


Nuevo alegato antiespecieísta.. Nuestras queridas veganas catalanas que hablan de salvar vidas (menos las humanas cercenadas por el aborto), se han propuestos alegrar nuestras vidas. Todo el “prucés” ya nos tiene hartitos y estes chiques se han propuesto alegrarnos el mes septiembre. Protestan contra lo que comen peces, pero se olvidan de que los peces comen peces. Es el problema de saltarse las clases en secundaria.

3 comentarios

  1. No; si razón no les falta.

    Yo me pondría un objetivo; no por nada sino para no dispersarme.

    Y, luego…¡ valor y al toro!

    (perdón: “…¡a la tora!)

    Por ejemp!o:

    Estas idealistas activistas catalanas (otra vez dando la nota y echando fango sobre Cataluña) pueden ir a defender los derechos inalienables femeninomatriarcales de las pirañas ¡amazonicas!

    (¿no están de suerte estas piradas que el Amazonas esté de moda?)

    Lo único que tienen que hacer es bañarse con ellas, como si fueran delfinas (las pirañas, no las semihumanas)

    ¡Para que luego digan que no hay justicia divina!

    Me gusta

  2. Y esta editado, porqué cuando dice que las águilas y los animalitos que viven en armonía, después de decir que cuando se pesca, los peces tienen terminaciones nerviosas y sienten se olvida que la majestuosa águila arranca los ojos con sus garras y su pico a los conejitos come hierbas que purulan por su mundo de arcoiris y música de fondo.
    Esta chavala debe haber vivido colmada de todo y ahora no se porqué tiene ese sentimiento de culpa. La naturaleza es cruel, la proteina es la proteina y todos los seres lucharán por su supervivencia cazando y perpetuación de la especie mediante la cópula.
    Bueno, excepto éstas chiquitas.
    Hasta Me sabe mal que luego las humillen en la tele.

    Me gusta

    1. Tienes razón.

      Parece mentira que estas bodypiercing sean de pueblo.

      Pero de esto tiene la culpa el haber abandonado la religión tradicional para tomar cultos raros; en este caso el disneycismo.

      (la creencia irracional de que los animales son encarnaciones de los peluches de Disney, hablan cantan y bailan como las personas y acaban todos felices comiendo perdices (de tofu))

      Espera sus próximas ocurrencias sobre el degoye ritual de los corderos que hace cada padre de familia (perdón por lo de “padre” y lo de “familia”) musulmán con motivo del Eid-al-Adha o sobre los mataderos halal y kosher.

      Espera sentado.

      Me gusta

Responder a Javiersaktarse la key. Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s