Entrevista a Juan Antonio Llopart, por J. Navascués


Juan Antonio Llopart nos habla de Ediciones Fides y de la importancia de la formación para ganar la batalla de las ideas.

Juan Antonio Llopart ejerce como editor desde principios del año 2000. Anteriormente estuvo vinculado a organizaciones políticas desde los 14 años. Ha sido fundador de varios partidos y asociaciones, entre ellos, 3ª Vía SolidaristaAlternativa Europea y el Movimiento Social Republicano. En el año 2015 abandonó la militancia política activa, centrándose en actividades culturales. Su única militancia en la actualidad es en la asociación Somatemps.En esta entrevista nos habla de la editorial Ediciones Fidesy de su razón de ser.

¿Cómo empieza a despertar en usted la inquietud por el mundo editorial?

Desde siempre estuve rodeado de libros, puede decirse que mi pasión por ellos empezó desde muy pequeño. Mi padre era un gran amante de la lectura y no había rincón en casa en el que no hubiera libros. Me pasaba horas contemplando enciclopedias de todo tipo, y libros, básicamente, de historia. Más de 12 mil libros formaban parte de la biblioteca familiar. Por lo tanto, llegar a convertirme en editor fue un sueño cumplido.

¿Cómo nace la Ediciones Fides y con qué objetivos?

Fides es la continuación de mi primera editorial, Ediciones Nueva República. Creía necesario dar una nueva imagen a la editorial, y pensé que lo mejor era empezar de nuevo. Así nació Fides. Creo que ENR cumplió con una etapa, y sus más de 300 libros editados, así lo acreditan. Era difícil mantener una editorial que había sido perseguida policial y judicialmente por editar libros que no se ajustaban a lopolíticamente correcto. Ahora que en Cataluña se habla de “presos políticos”, de “poca sensibilidad con los presos y con sus familias”, o de “condenadas dictadas previamente”, miro atrás y sonrío, me dan pena estos tipos del “Procés catalán” y su entorno. Parecen todos unos lloricas, unos pusilánimes, nunca vi a tanta gente preocuparse tanto por la celebración de un juicio de verdad justo. Sin duda el mío no lo fue, mi condena, a primera instancia, fue una condena política, decidida antes de sentarme en el banquillo. Todas estas plañideras de ahora, entonces aplaudían. Es lo de siempre, no prima la justicia, prima el partidismo.

Los objetivos de la editorial son los de editar todos aquellos libros que, dentro de unos márgenes ideológicos concretos, aporten algo relevante para el conocimiento y el interés de sus lectores. Cuando edito un libro no antepongo mi visión política e ideológica, miro siempre que el libro aporte algo, que tenga una utilidad. En ocasiones he editado libros con los que nada, o casi nada, compartía, pero eso nos pasa a todos los editores.

¿Qué tipo de libros editan?

Básicamente de política e historia. Especialmente reconfortante es editar la revista semestral Nihil Obstat.Llevamos ya 16 años, pues viene heredada de ENR. Su formato es de libro, y contiene siempre un dossier con un tema central, y luego distintos artículos de historia, ideas, filosofía… son 200 páginas de conocimientos.

descarga

De entre todos los libros editados, ¿podría destacar alguno clave?

Me lo pones difícil. Llevo 150 libros editados con Fides, una cifra considerable para una editorial modesta. Para mi todos los libros son importantes. Es obvio que alguno de los libros editados lo ha sido por compromiso o por encargo, y seguramente, no lo habría editado, pero ahí está. Te puedo decir que tenía un especial interés en editar el libro “Socialismo alemán”, de Werner Sombart. Me hizo una especial ilusión editar un libro inédito de León Degrelle, “Defensa de España”, no por su contenido en sí, sino por tratarse precisamente de un texto inédito; la antología de textos de Narciso Perales, porque para mi era rendir un modesto y justo homenaje a este médico falangista que se opuso a Franco; y también me inclino por destacar los libros editados de Aleksandr Duguin…pero, te repito, para mi todos los libros tienen su importancia.

¿Qué tal aceptación están teniendo los libros de Fides?

Si te dijera que bien, mentiría, pero si te dijera que mal, también. Vivimos un tiempo en que el libro físico, de papel, es ninguneado, menospreciado por una gran parte de nuestra sociedad, y no le es extraña esta situación al espacio ideológico en que se mueve Ediciones Fides. No conseguimos vender, de promedio, más de 200 ejemplares de un libro, siendo un éxito radical pasar de esa cifra. Muchos no llegan ni a 100 ejemplares vendidos. Los motivos son, sin duda, varios. Relatarlos aquí sería muy largo, digamos sólo que, muchos de nuestros libros despiertan interés pero no siempre son adquiridos por aquellos que se muestran interesados. Nuestros conductos de venta están limitados a nuestra web y eso acorta mucho el llegar a posibles nuevos clientes. Podemos decir que la mayoría de libros se venden en presentaciones y en actos culturales organizados por la editorial o bien, en otros actos, también culturales, organizados por otras asociaciones y a los que somos invitados.

¿En qué medida hay demanda de estos de libros?

El hábito de leer pierde cada vez más fuelle; el precio de un libro no es, digamos, que muy económico, y en muchas ocasiones no se entiende el porqué de ese precio. Las nuevas generaciones están siendo formadas en leer menos de 300 caracteres a base de twits… nuestro espacio ideológico, amplio y dispar, distinto y distante entre sí, aún consume nuestros libros, los demanda, pero de forma muchísimo más minoritaria que en Francia o Italia, por poner dos ejemplos. El libro es un arma; sus palabras, sus párrafos, sus capítulos, son munición para la disidencia, para el pensar, para disentir y para conocer aquellos puntos de vista que no quieren que lleguen a mentes abiertas, críticas, disconformes con lo establecido. Piensa que en España no se persigue a los autores, se persigue a los editores, se busca cortar la distribución de pensamientos críticos. Por ejemplo, no se permite que se discuta o se cuestione la historia oficial, nos obligan a la autocensura ante a un código penal que nos amenaza constantemente con su ambigüedad medida.

¿A qué publico va destinado los libros que editan?

Un libro de Fides no va destinado a un público concreto, va destinado a todo aquel que quiera saber más, que tenga interés por aprender, por conocerotros puntos de vista, otras visiones de la política o de la historia, mayoritariamente marginadas por los medios de comunicación sistémicos. Fides, a diferencia de otras editoriales, no es una editorial sectaria, si tuviéramosmás medios, sin duda editaríamos muchos más libros, y no dudaríamos en publicar el ¿Qué hacer? de Lenin o Más allá del marxismo, de Henri de Man, por sólo citar dos títulos y a dos autores.

llopart_entrevista_1

Es importante leer estos libros sin prejuicios…

Así es, los libros de Fides deben de leerse con voluntad de conocer, de adentrase a otras ideas, a otros puntos de vista, sin prejuicios. Si siempre leemos los que nos va a gustar, nunca conoceremos, por propia iniciativa, lo que otros piensan. Hay que conocer lo que dice el de al lado, el de enfrente y el de atrás… siempre, siempre nos ayudará a analizar mejor las cosas, a fundamentar más nuestras opiniones y creencias. A ser más abiertos, y en consecuencia menos cerrados y sectarios. Recientemente un grupo de izquierdas separatista elaboró una lista de “elementos desafectos al nacionalismo catalán”, en dicho listado estaba Ediciones Fides, ¿el motivo?, haber editado un libro de Somatemps; hace ya años, la revista proetarra Ardi Beltza se hacia eco de ENR, denunciando en sus páginas a la editorial y publicando datos de la misma. Yo siempre he sido un ferviente defensor de la libertad de expresión. Decía Antonio Gala: “frente a unos libros, otros libros, frente a unas ideas, otras ideas”. Quien tiene miedo a la verdad siempre justifica la censura y no duda en prohibir aquello que le incomoda.

La buena formación es clave para ganar la batalla de las ideas.

La batalla de las ideas sólo se puede ganar con formación, formación y formación. Hay que crear un gran Frente cultural que sea capaz de articular una potente generación de cuadros políticos. Sin una sólida base cultural, las ideas se convierten en recetas sin sustancia alguna.

Por último, ¿qué proyectos tiene de futuro?

Mantener la editorial, que ya es mucho…

J. Navascués.

http://www.elcorreodemadrid.com

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s