joaquim-macia-1-redim-w470-h550

Joaquim Macià, un noi mol trempat

Enésimo caso de concejales traficantes, más porretas, pedófilos, y traficantes de cigarrillos, suicidas y de más. Es un gota a gota. Pero algo indica que el partido de Junqueras, aunque quiera mantenerse alejado de la corrupción económica, los males le vienen por otro lado.

Joaquim Macià (ERC) dimitió el pasado 13 de marzo por “motivos de salud” como primer teniente de alcalde y concejal de Gobernación, Bienestar Social, Recursos Humanos y Participación Ciudadana. Alegó razones personales, pero ahora sale a la luz que había sido denunciado por acoso sexual.

Una funcionaría asegura que el viernes 17 de febrero el concejal de ERC la obligó a asistir a una reunión en su coche. Al acabar la reunión, la llevó a un hotel y la obligó a consumir una bebida, mientras le insinuaba “tener relaciones sexuales con ella”.

Y no sólo eso. Según la denuncia, Macià “la ponía en un despacho a ella sola, dentro del departamento” y le hablaba con “insinuaciones de tono sexual”, además de preguntarle si llevaba bragas, enviarle mensajes de WhatsApp con “contenido sexual” o llamarla a “altas horas de la madrugada”.

Eso ha animado a otras funcionarias del Consistorio a denunciar y, de hecho, subrayan que no les sorprende que haya ocurrido eso. ERC, que no se quiere mojar en la cuestión, ha sancionado el ya exconcejal de Cubelles.