ejercito3

¡VIVA ESPAÑA Y VIVA LA VIRGEN DE CATALUÑA! (CUBA 1876)

“Los voluntarios catalanes llevan su tierra a todas partes. En la provincia de Matanzas celebraron la fiesta de Nuestra Señora de Montserrat en la pintoresca ermita en el monte de Simpson. Engalanado con luces, banderas, flores. Había una verdadera ciudad de tiendas de campaña, con restaurantes, salas de baile, etc cubiertas de palmas y banderas con los hermosos colores de España. La animación ha sido grande: bailes, fuegos artificiales, vivas a España y a la Virgen de Cataluña, convirtieron aquel delicioso lugar en lindo paraíso mirándose en las limpias hondas del río Yumuri”.

Este párrafo del citado libro de la época expresa bien el sentimiento de aquellos voluntarios catalanes de la época, que jugaron un importante papel militar en la primera guerra de Cuba. Dado que en la primera mitad de década de 1870 España vivió momentos de grave inestabilidad política e institucional, junto a guerras civiles el Ejército se vio desbordado por la sublevación de Cuba.

Por eso tuvo un especial valor militar la aportación de los voluntarios españoles de la propia Cuba, entre los que destacaron especialmente los catalanes, complementando la acción militar en la lucha contra la guerrilla separatista.

Extracto del libro Historia de la insurrección de Cuba entre 1868 y 1878 de Emilio Augusto Soulère Vol 2 (1880)

Rafael María Molina Sánchez. Historiador